Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Borrar primer <li> de los stages

CSS Desktop-Mobile

Practica

Demasiada proteína

Exceso de proteínas de la leche materna, ¿es malo?

Si tu bebé no recibe un aporte suficiente de proteínas en los primeros 1000 días de vida, puede verse afectada su salud, pero también exceso de proteínas. Afortunadamente, la leche materna tiene la cantidad adecuada de proteínas para tu bebé.

Lo mejor que puedes hacer para asegurar que recibe la cantidad adecuada de proteínas de la leche es darle el pecho. Es la fuente idónea de proteínas (nutrición completa) porque se va adaptando para atender sus distintas necesidades. Por eso no tendrás que preocuparte de que tu leche tenga mucha o poca proteína.

Exceso de proteínas para el bebé

Es cierto que el bebé necesita proteína para un crecimiento sano. De hecho, necesita más proteína por kilogramo de peso corporal que tú, pero el exceso de proteínas puede repercutir negativamente en su salud. Estudios han demostrado que los bebés que consumen demasiada proteína de la leche ganan peso muy rápido y este exceso de grasa puede quedarse ahí cuando sean más mayores. Pese a las creencias populares, un bebé regordete no está más sano que un bebé que tenga un peso normal.

La leche materna y sus beneficios: evitar problemas de salud

“Los bebés amamantados son menos propensos a tener enfermedades infantiles comunes como diarrea, resfriados graves o infecciones de oído y garganta. Cada vez es mayor la evidencia de que la lactancia materna se asocia al crecimiento sano del bebé, incluido su desarrollo cerebral y, más tarde, el lenguaje, la inteligencia y el rendimiento académico”, explica la Dra. Evelyn Spivey-Krobath, experta en nutrición de Nestlé Nutrición. La proteína de la leche materna es clave para la salud de tu bebé, pues aporta factores de inmunidad, además de aminoácidos para el desarrollo cerebral.

Leche y cantidad de proteínas

“La lactancia está asociada a un aumento de peso saludable y deseable durante la infancia y ayuda a que tu bebé se mantenga en la curva de crecimiento adecuada. Esto es en parte así por el nivel adaptado de proteína que contiene la leche materna. La lactancia también ofrece un efecto moderado, pero de protección constante frente la obesidad en etapas posteriores”, explica la Dra. Spivey-Krobath. “Una serie de estudios arrojó que el riesgo de que los niños criados con lactancia materna tuvieran sobrepeso al comenzar la escuela era un 20 % inferior (25 % inferior de obesidad) con respecto a los niños que nunca fueron amamantados.”
 
La duración de la lactancia también tenía su incidencia. “Cuanto más tiempo se amamanta al niño, menor es el riesgo de que tenga sobrepeso o padezca obesidad a la edad de cinco a seis años”, concluye la Dra. Spivey-Krobath. Los expertos en salud pública saben que abordar la obesidad infantil y los problemas de peso es crucial para reducir los problemas de salud en etapas posteriores de la infancia y la madurez. “Dar el pecho a tu bebé es la mejor forma de garantizar que crecerá con buena salud”.

Aprovecha los beneficios de la leche materna: tu plan de acción

[✔] Sí a la lactancia materna exclusiva para tu bebé durante los seis primeros meses. La leche materna conlleva muchos beneficios gracias a la cantidad y la calidad adecuada de proteínas para atender las necesidades del bebé conforme vaya creciendo.
[✖] No le des leche de vaca a tu hijo durante el primer año de vida. Contiene más proteína que tu leche y no es adecuada para su sistema digestivo, aún inmaduro.

¿Ha sido útil este artículo?
  • Insuficiente
  • Suficiente
  • Normal
  • Bien
  • Muy bien
Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con un solo clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

Búsqueda


¿Qué estás buscando?

Prueba nuestro buscador avanzado.
¡Siempre tendremos algo para ti!