Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compárte
X
¿Cereales infantiles, para qué?

¿Cereales infantiles, para qué?

 

Me pregunto para qué sirven los cereales infantiles. Creo que son importantes para el buen crecimiento de mi bebé. ¿Es verdad también que le ayudan a dormir pero que, en grandes cantidades, pueden provocar sobrepeso?

Jueves, Mayo 5th, 2016

¿Qué son los cereales infantiles?

¡Se necesita mucha energía para ser un bebé y crecer! Descubrir el mundo resulta agotador y, para conseguirlo, el bebé necesita alimentos adaptados. Los cereales para bebés, fuente de energía de larga duración y ricos en vitaminas y minerales, están perfectamente adaptados a las necesidades específicas del bebé:

  • Contienen glúcidos y, por lo tanto, energía en cantidad suficiente, lo cual puede ayudar a espaciar poco a poco las comidas del bebé y llegar a un ritmo de 4 comidas a los 6 meses.
  • Contribuyen a reforzar el sistema inmunitario del niño, todavía frágil entre los 6 meses y los 3 años, gracias a las vitaminas presentes en las recetas.
  • Son también ricos en hierro, para responder a las necesidades específicas de los pequeños.
  • Vienen en diferentes sabores, tanto salados como dulces, y representan el primer paso hacia la diversificación alimentaria y el descubrimiento de nuevos saboresEs el inicio de su despertar sensorial.
  • Finalmente, no contienen azúcares añadidos: puedes hacer feliz a tu bebé inculcándole al mismo tiempo buenos hábitos alimentarios.

 

¿Sabías que…? Varias vitaminas del grupo B (B1, B6, B3), presentes en los cereales infantiles, ayudan al bebé a utilizar correctamente la energía de los cereales.

 

¿Muchos pocos cereales?

Hace unos quince años, era costumbre completar el biberón del recién nacido con unas cucharadas de harina a base de cereales. La idea era "llenarle" de cara a la noche. Varios estudios confirman, sin embargo, que si los cereales para bebés se introducen demasiado pronto o demasiado tarde y en cantidades no adecuadas, aumentan el riesgo de alergias alimentarias y de sobrepeso en el futuro.

Conclusión: para que el bebé se beneficie de todas las ventajas de los cereales, hay que esperar a que cumpla los 4 meses y seguir las recomendaciones del pediatra. En general, se recomiendan 5-10 g de cereales infantiles sin gluten a partir de los 4 meses (es decir, 1-2 cucharadas soperas al día), añadidos al biberón de la mañana. Luego se puede ir aumentando progresivamente.A partir de los 6 meses, se puede pasar a 20 g al día (4 cucharadas soperas) de cereales con gluten, que podemos repartir entre el biberón de la mañana y el de la noche, o bien preparar una papilla un poco más espesa que al bebé le encantará.

 

Importante:

  • Añadidos al biberón de la noche, los cereales, ayudan a facilitar un sueño sereno, en especial en bebés muy golosos que, movidos por el hambre, se despiertan muy temprano.
Sabores: la carta de la diversidad
Con la introducción de los cereales, el bebé realizará un gran descubrimiento: ¡hay otros sabores aparte del de la leche! Cuando haya probado toda la gama de cereales, ofrécele sus versiones con cacao, vainilla, frutas e incluso verduras. El niño te indicará inmediatamente lo que le gusta y lo que no. Un consejo: ofrécele un sabor nuevo cada vez para que desarrolle su paleta gustativa.

Cuando el niño empieza a mantenerse sentado, a gatear o a dar sus primeros pasos, los cereales permiten aumentar el aporte energético sin tener que forzar el volumen de leche. Proporcionalmente a su peso y altura, el bebé necesita casi tres veces más energía que un adulto.A partir de los 4 meses, el 50-55% de las necesidades diarias de energía del bebé deben proceder de los glúcidos, preferentemente de los complejos, presentes sobre todo en los cereales.

 

¿Y los cereales con gluten?

El gluten es una proteína que se encuentra en ciertos cereales, como el centeno, la avena, el trigo y la cebada. El gluten es el causante de la intolerancia al gluten que puede afectar a niños y adultos. Por ello, no se recomienda introducir los cereales con gluten antes de los 4 meses ni después de los 7 meses. Por ello, los primeros cereales infantiles deberían son sin gluten. A partir de los 6 meses, sin embargo, los cereales infantiles empiezan a presentar gluten.
Es importante, para crear unos buenos hábitos alimenticios desde el principio, que los cereales infantiles adaptados para bebés, sean sin azúcares añadidos y sin gluten o con gluten en función de los meses del bebé.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con un solo clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Babero Nestlé bebéRecibe este regalo de bienvenida
  • cupón descuento Nestlé bebéDisfruta de beneficios y cupones
  • Muestras gratis de papillas para bebéMuestras gratuitas y promociones
  • Programa Educativo de nutrición

Registrarme

También puede interesarte