MyFeed Contenido Personalizado
Desde el nacimiento
Artículo
Add this post to favorites

La importancia del lavado nasal en los bebés: cómo hacerlo y qué beneficios aporta

El lavado nasal en lactantes es una técnica simple pero muy eficaz que ayuda a mantener las vías respiratorias limpias y saludables. Te explicamos cómo llevarlo a cabo.

4min de lectura Abr. 24, 2024

La importancia del lavado nasal en los bebés: cómo hacerlo y qué beneficios aporta

La salud de los lactantes es una preocupación constante de los padres, y uno de los cuidados esenciales es una higiene nasal adecuada. El lavado nasal en lactantes es una técnica simple pero muy eficaz que ayuda a mantener las vías respiratorias limpias y saludables. En este artículo, abordaremos la importancia del lavado nasal en lactantes, cómo hacerlo adecuadamente y cuáles son los beneficios para la salud de los niños pequeños.

El lavado nasal es un procedimiento que consiste en aplicar solución salina a las fosas nasales del bebé para limpiar el moco y las impurezas presentes en las vías respiratorias. La solución salina es una solución salina estéril, compuesta de agua y sal, que tiene propiedades hidratantes y descongestionantes. Es un producto seguro y ampliamente utilizado para el lavado nasal en lactantes. Existen diferentes métodos para el lavado nasal en lactantes, siendo el más común el uso de la jeringa de enjuague nasal y el aspirador nasal. El kit de enjuague nasal generalmente incluye una jeringa específica para este propósito, que tiene una punta lisa y redondeada para no lastimar al bebé. El aspirador nasal, a su vez, es un dispositivo que succiona la mucosidad de las fosas nasales del bebé de una manera suave y segura.


Para enjuagarse la nariz con la jeringa, sigue estos pasos:


1. Lávate bien las manos y prepara el ambiente, asegurándote de que esté limpio y silencioso para el bebé.
2. Colocar al bebé en una posición cómoda, sentado, con el torso ligeramente inclinado hacia adelante y la cabeza inclinada hacia el lado opuesto a aquel donde vamos a instilarle la solución salina.
3. Llena la jeringa con solución fisiológica manteniendo la punta de la jeringa hacia arriba y tirando del émbolo hasta la marca.
4. Introduce suavemente la punta de la jeringa en el orificio nasal del bebé, apuntando hacia el lado opuesto de la cara.
5. Presiona suavemente el émbolo de la jeringa para liberar solución fisiológica en la fosa nasal. Evita presionar demasiado para no causar molestias al bebé.
6. Repite el proceso en la otra fosa nasal con una nueva jeringa llena de solución fisiológica.
7. Después de aplicar la solución salina, espera unos segundos para que el moco y las impurezas se suelten.
8. Utiliza el aspirador nasal para eliminar el moco de las fosas nasales del bebé. Coloca suavemente la punta de la aspiradora en la fosa nasal y succiona suavemente el moco.

Es importante resaltar que el lavado nasal en los lactantes debe hacerse con cuidado y delicadeza, para evitar cualquier molestia o lesión en las vías respiratorias del bebé. Si tienes alguna pregunta o miedo de realizar el procedimiento correctamente, se recomienda que consultes a un profesional sanitario. Si quieres, en Nestlé bebé puedes consultar a un profesional sanitario por chat en nuestra sección "medico online".

Los beneficios del lavado nasal para los bebés son diversos. Además de ayudar a despejar las vías respiratorias, la técnica también puede brindar cierta comodidad y mejorar los síntomas asociados con algunas complicaciones de las infecciones respiratorias. Además, la técnica puede ser utilizada como medida preventiva en bebés expuestos a ambientes con aire seco y contaminado o con una gran circulación de personas. El lavado nasal en lactantes se recomienda especialmente en casos de infecciones respiratorias porque ayuda a aliviar los síntomas y acorta la duración de la enfermedad. Eliminar el moco y las impurezas de las fosas nasales facilita la respiración del bebé, evitando las molestias causadas por la congestión nasal.


En resumen, el lavado nasal en los lactantes es una práctica simple y eficaz para mantener las vías respiratorias de los niños pequeños limpias y saludables. Utilizando solución salina, jeringa para enjuague nasal o aspirador nasal, es posible llevar a cabo el procedimiento de una manera segura y cómoda para el bebé. Recuerda siempre seguir las directrices correctas y, en caso de duda, busca ayuda médica. El cuidado de la salud respiratoria de los lactantes es fundamental para su bienestar y desarrollo adecuado.