Etapa del bebé 12-24 meses
Programa Educativo de Nutrición
Add this post to favorites

Horas de sueño y bebés: cómo puede afectar a su salud

-
2min de lectura Oct. 14, 2021

¿Sabías que...? Dormir es muy importante para un bebé, porque si no respeta las necesaria horas de sueño, tu pequeño puede consumir más calorías de las necesarias.

El sueño es esencial para el crecimiento y desarrollo saludables de tu pequeño. Los expertos recomiendan que los niños pequeños duerman un total de 11 a 14 horas cada día. Tal vez te sorprenda saber que los científicos han hallado una relación entre la falta de sueño y el riesgo de aumento de peso no saludable en los niños pequeños.

Horas de sueño del bebé y niño pequeño

Un gran estudio descubrió que los niños que dormían menos por la noche a los 16 meses de edad consumían más calorías cinco meses después. Las calorías adicionales provenían principalmente de las bebidas lácteas, con mayor frecuencia antes de la medianoche. En promedio, las horas de sueño de los bebés y los niños pequeños inferiores a 10 horas consumían casi cuatro veces más calorías adicionales por día en comparación con los que dormían más de 13 horas.

Estudios sobre el sueño en bebés y niños

Los investigadores están explorando activamente la relación entre la falta de sueño y la obesidad. Se han sugerido varias explicaciones para esto, incluyendo:

  • Aumento de la ingesta de calorías
  • Disminución de los niveles de ejercicio y actividad física
  • Aumento del tiempo que se pasa delante de una pantalla
  • Los cambios en las hormonas que regulan el hambre y la saciedad
  • Dieta y hábitos alimenticios poco saludables

Las conclusiones de estos estudios se limitan a los adultos por el momento, pero continúan en curso para los niños. Por ejemplo, los adultos que están cansados por la falta de sueño pueden ser menos activos. En teoría, esto también puede ser cierto para los niños pequeños.

Los estudios también han relacionado la falta de sueño con los cambios hormonales en los adultos. Cuando los participantes dormían menos, sus cuerpos producían menos leptina (una hormona que te hace sentir saciado) y producían más grelina (una hormona que estimula el apetito). Aunque esta relación se ha explorado en los adultos, los científicos siguen estudiando los efectos en los niños.

Los padres deben ser conscientes de los posibles vínculos entre el sueño, los niveles de actividad y el peso. Asegurarse de que tu pequeño duerma bien por la noche es algo importante que puedes hacer para promover su buena salud, ahora y en el futuro.