Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Borrar primer <li> de los stages

CSS Desktop-Mobile

Compártelo
X
Mujer llevando una dieta para la diabetes gestacional
Latest Science News
Aprende

La diabetes gestacional en 10 preguntas clave

P: ¿Qué es exactamente la diabetes gestacional?

R: Si estás embarazada, nunca has padecido diabetes y tienes los niveles de glucosa (azúcar) en sangre altos (normalmente en el segundo o tercer trimestre), se considera que tienes diabetes gestacional. La insulina, una hormona que fabrica tu cuerpo, no funciona lo suficientemente bien para desplazar la glucosa de la sangre a las células, donde aporta energía. La mayoría de las mujeres que la padecen dejarán de tener diabetes en cuanto den a luz. Por este motivo, se cree que las hormonas del embarazo son las causantes.

P: ¿Cuáles son las causas de la diabetes gestacional?

R: Los científicos no tienen una respuesta definitiva acerca de la diabetes gestacional y sus causas. Lo que sí saben es que tendrás más probabilidades de padecerla si:

  • presentas obesidad
  • tienes un historial familiar de diabetes (madre, padre o algún hermano)
  • tienes hijos que han pesado más de 4 kg al nacer
  • ya tuviste en un anterior embarazo u otras complicaciones gestacionales
  • tienes 35 años o más

 

P: ¿Es muy frecuente?

R: En todo el mundo, está aumentado el número de casos de embarazadas que la padecen. Los científicos no saben por qué, pero algunos grupos raciales y étnicos suelen registrar una tasa más elevada de prevalencia. Una de las causas de la diabetes gestacional se debe a que cada vez hay más mujeres que presentan obesidad cuando se quedan embarazadas.

P: ¿Puedo hacer algo para reducir las probabilidades de padecerla?

R: Sí. Aunque algunos factores, como la edad y el historial familiar, están fuera de tu control, hay ciertas medidas que puedes tomar para reducir el riesgo de padecerla.
 
1. Mantén un peso saludable. Antes de quedarte embarazada, comprueba que tengas un peso saludable y, una vez que te quedes embarazada, controla tu aumento de peso para respetar las pautas recomendadas. Los científicos de prestigio están de acuerdo en que ganar mucho peso durante el embarazo no es saludable ni para ti ni para tu bebé y puede influir en el tamaño de tu bebé al nacer. Algunas mujeres que aumentan demasiado el peso engordan mucho durante el embarazo piensan que están haciendo lo mejor para el bebé, pero los estudios han demostrado que ese peso de más durante el embarazo incrementa la probabilidad de padecerla.
 
2. Mantente activa. Aunque no fueras especialmente activa antes del embarazo, nunca es demasiado tarde para pensar en hacer ejercicio cuando estás embarazada. Estudios recientes han demostrado que llevar un estilo de vida moderadamente activo repercute positivamente en la salud de las mujeres embarazadas. Como siempre, si no estás segura de lo que puedes hacer sin riesgo, consulta a tu médico o ginecólogo.
 
3. Diabetes gestacional y dieta equilibrada. Piensa en lo que hay en el plato y en el tamaño de las raciones. Si comes las cantidades adecuadas de los cinco grupos de alimentos (frutas, cereales, verduras, carne/pollo/pescado y lácteos), obtendrás las calorías y los nutrientes que tu cuerpo necesita para el embarazo y para la salud de tu futuro bebé.
 
4. Plantéate tomar mioinositol y probióticos. Estudios recientes sugieren que los suplementos de mioinositol contribuyen a reducir el riesgo de padecer esta complicación durante el embarazo, especialmente si en tu caso es elevado. Aún no se sabe con total exactitud cómo funciona el mioinositol, pero la evidencia científica sugiere que mejora la capacidad de los tejidos (músculos y tejido adiposo) de absorber la glucosa de la sangre y pasarla a las células donde puede aportar energía. El mioinositol se encuentra de forma natural en las células animales y vegetales y en muchas frutas y verduras frescas.
Por otro lado, complementar los alimentos con probióticos puede equilibrar las bacterias del tubo digestivo, y hay cierta evidencia científica de que algunos tipos pueden reducir el riesgo de padecer dicha complicación. No olvides consultarlo con tu médico o ginecólogo.

P: ¿Me harán pruebas?

R: Sí, la mayoría de los profesionales sanitarios pedirán un análisis de sangre a las 24-28 semanas para descartarla, ya que muchas mujeres no tienen ninguno de los factores de riesgo y no muestran ningún síntoma. Si tienes un riesgo más elevado, el médico te pedirá las pruebas antes.

P: Si desarrollo esta complicación durante el embarazo, ¿tendré que tomar medicación?

R: No necesariamente. Es importante que sepas que se puede tratar y que a veces basta con hacer algún cambio en la dieta y la actividad física para mantener los niveles adecuados de glucosa en sangre. Sin embargo, a veces es necesaria la medicación y no basta con adoptar una dieta para la diabetes gestacional. Tu médico o ginecólogo te recomendará lo que considere oportuno.

P: ¿Dañará al bebé?

R: No si se controla bien. Cuando se mantiene el nivel adecuado de glucosa en sangre, la mayoría de las madres y bebés estarán sanos. Si se descontrola y tu nivel de glucosa en sangre se dispara, la glucosa que sobra pasará a través de la placenta a tu bebé en gestación. Este exceso de glucosa fuerza al cuerpo del bebé a crear más insulina. La glucosa en sangre sobrante y la insulina fabrican grasa, por lo que el bebé podrá engordar demasiado, sobre todo en la parte superior del cuerpo. La insulina extra que fabrique tu bebé también puede causar que tenga altos niveles de glucosa en sangre al nacer, lo cual requerirá atención médica.

P: ¿Pero un bebé grande no es señal de buena salud?

R: No, es un error común creerlo. Hay muchos riesgos graves para la salud si tu bebé es demasiado grande. Los bebés grandes pueden tener más dificultades mientras se desarrollan en el útero, al entrar por el canal de parto, y también pueden sufrir otras complicaciones al nacer. Después de nacer, algunos bebés muy grandes tienen un mayor riesgo de padecer problemas respiratorios.

P: ¿Podrá afectar a mi bebé cuando crezca?

R: Sí, podría si no se controla. Si tienes el azúcar alto durante el embarazo, es más probable que tengas un bebé grande. Los bebés considerados grandes al nacer tienen un mayor riesgo de padecer sobrepeso cuando sean mayores. A su vez, los niños con sobrepeso tienen más probabilidades de padecer obesidad en la edad adulta.

¿Ha sido útil este artículo?
  • Insuficiente
  • Suficiente
  • Normal
  • Bien
  • Muy bien
Ver referencias
Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con un solo clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

Búsqueda


¿Qué estás buscando?

Prueba nuestro buscador avanzado.
¡Siempre tendremos algo para ti!