MyFeed Contenido Personalizado
Etapa del bebé 0-4 meses
Artículo
Add this post to favorites

Una guía para las comidas en familia con niños pequeños

¿Te preguntas cómo podrías disfrutar de las comidas en familia con niños pequeños? Comer juntos es una maravillosa forma de reunir a toda la familia y enseñar a tu bebé a comer de forma saludable. Sin embargo, no siempre serán tan relajantes como habías imaginado. A continuación te ofrecemos algunas ideas para comidas en familia con niños pequeños para blindar estos momentos contra todo tipo de dramas.

3min de lectura Oct. 14, 2020
  • Organiza la comida para que toda la familia coma junta, en la mesa y a la misma hora todos los días, siempre que sea posible.
  • Aunque tu bebé ya haya comido, siéntalo en la mesa y si da muestras de tener hambre, ofrécele una selección de alimentos que pueda comer con las manos para que él elija qué come.
  • Es importante que el niño esté sentado cómodamente y que se le haga partícipe en la comida.
  • Los niños de esta edad lo copian todo y vosotros sois sus ídolos, así que asegúrate de que tu hijo te puede ver bien para que tú le muestres cómo se hace.
  • Dale porciones más pequeñas de lo que tú estés comiendo en platos que no se rompan.
  • Ignora cualquier comportamiento inadecuado (como que arroje comida, grite o dé golpes en la mesa).
  • Alaba el buen comportamiento (comer, disfrutar, intentar utilizar la cuchara y el tenedor).
  • Habla con el niño sobre la comida, su sabor, los colores, los olores y las texturas.
  • No centres toda tu atención en el niño. En realidad, es una comida familiar.
  • No te preocupes si no se lo come todo.
  • Ofrece una variedad de alimentos saludables, para el bebé y para toda la familia.
  • No ofrezcas alternativas si no come de lo que hay en la mesa.
  • No tengas alimentos poco saludables, bebidas azucaradas ni dulces en la mesa.
  • No enciendas la tele ni tengas a mano teléfonos ni pantallas durante las comidas.
  • Si sales a comer o cenar fuera, evita las horas punta por si acaso tu minicrítico gastronómico monta un numerito.
  • Ve a restaurantes familiares, por ejemplo, que tengan tronas, menús infantiles, platos y cubiertos para niños, etc.
  • Si el niño tiene una rabieta en un restaurante o una cafetería, intenta sacarlo a la calle o a un lugar tranquilo durante un rato. Es probable que se agobie al ver, oír y oler tantas cosas en un ambiente bullicioso.