Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Ocultar fecha en articulos

Borrar primer <li> de los stages

CSS Desktop-Mobile

Compártelo
X
CÓLICOS

El llanto del bebé: los cólicos y sus causas

¿Sabías que entorno a un 25 % de los bebés sanos pueden llorar sin consuelo desde sus primeras semanas de vida?

A este fenómeno se le suele llamar “cólico” en bebés, y responde al 63% de las consultas pediátricas. De hecho, los cólicos son molestias comunes en muchos bebés que producen problemas digestivos.

Aprende más sobre cómo ayudar al confort digestivo de tu bebé en el siguiente artículo.

Miércoles, Julio 1st, 2020

Los cólicos en bebés y sus síntomas

Si el llanto de tu bebé es excesivo y dura más de tres horas al día durante tres o más días a la semana siendo un bebé sano, puede indicar que tiene cólicos. El cólico se suele describir como un llanto de bebé excesivo estando sano. Los principales síntomas que muestra el bebé son irritabilidad y lloros persistentes que suelen ir acompañados de gases y flatulencias.

La mayor parte de los padres perciben los síntomas de los cólicos cuando el bebé tiene entre dos y cuatro semanas, y alcanzan el punto álgido en torno a las seis semanas. Mamás y papás, somos conscientes de la frustración y sensación de incapacidad que produce no poder calmar los lloros de tu bebé. ¡Ánimo, lo estáis haciendo muy bien! La buena noticia es que los bebés suelen pasar la fase de los cólicos al cabo de unas cuantas semanas.

 

Cólico en bebés: causas

Los expertos no están seguros de la causa exacta de los cólicos, pero todo apunta a que podría estar relacionado con la inmadurez del aparato digestivo. Su intestino madurará de forma natural conforme vaya creciendo. También se relaciona el llanto de bebé excesivo del cólico con la cantidad y el tipo de bacterias beneficiosas que contiene el intestino del bebé.

Si le estás dando el pecho, te animamos a que continúes, ya que la leche materna contiene bacterias vivas, como el Lactobacillus reuteri.

 

Cólicos en bebés: consejos

Una vez que se produce el llanto, estos trucos te pueden ayudar a conseguir un mayor confort digestivo para tu bebé:

  • Busca un lugar tranquilo y relajado para alimentarlo
  • Mece a tu bebé para calmarlo (evitar hacerlo justo después de las comidas)
  • Prueba a colocar a tu bebé sobre tu pecho y frótale la espalda, el contacto puede ayudar
  • Dale un baño con agua tibia
  • Intenta mantener a tu bebé derecho después de las comidas

Sin embargo, si su llanto persiste y nada parece ayudar, te recomendamos consultar con tu pediatra.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con un solo clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

También puede interesarte

Deja un comentario en nuestra web y comparte tu opinión.


Otros papás y mamás han valorado este artículo con un 0/5
Búsqueda


¿Qué estás buscando?

Prueba nuestro buscador avanzado.
¡Siempre tendremos algo para ti!