Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Ocultar fecha en articulos

Borrar primer <li> de los stages

CSS Desktop-Mobile

Compártelo
X

CÓMO DESCONGELAR LA LECHE MATERNA

Martes, Enero 26th, 2021

La lactancia materna es, sin lugar a duda, el mejor alimento que tu bebé pude recibir. De hecho, la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de vida y que se continúe con ella el mayor tiempo posible, una vez se haya introducido la alimentación complementaría, según nos indique el pediatra.
Si por diferentes motivos, como lo es la vuelta al trabajo, los viajes, los horarios… no puedes estar al lado de tu bebé para alimentarlo y quieres continuar con la lactancia materna, debes saber que existen diferentes maneras de continuar con ella. Puedes crear tu pequeño banco de leche ¿cómo? Una opción es congelándola.

¿Puedo congelar la leche materna?

Congelar la leche materna es una opción igual de válida que el ofrecer el pecho al bebé, siempre y cuando mantengas unas normas básicas en cuanto a su manipulación y descongelación.
Para disponer de una leche descongelada de calidad primero debes tener presente el cómo almacenarla de manera práctica y segura.

Quiero congelar mi leche ¿Qué debo tener en cuenta?

  • Utiliza un sacaleches manual o eléctrico
  • Lávate muy bien las manos y los recipientes que vayas a usar para almacenarla. No es necesario que los esterilices, pero sí que los enjuagues bien con agua y jabón.
  • Utiliza recipientes adecuados; el vidrio de uso alimentario es quizás lo mejor, pero también dispones de plásticos duros y bolsas destinadas a tal uso.
  • Congela pequeñas cantidades de leche, sobre unos 60-120 ml. De esta manera, descongelar la leche te resultará más fácil además de acercarse más al volumen de leche que puede tomar el bebé.
  • Pon la fecha a cada envase que vayas a congelar para que no queden olvidadas en el congelador. En un congelador que asegure llegar a menos 19 grados puede almacenarse durante 6 meses o más.

Y llegados a este punto ¿Cómo descongelo la leche materna?

Si hemos resaltado la importancia sobre qué se debe tener en cuenta a la hora de almacenar la leche materna, a continuación, vamos a solventar las posibles dudas que pueden surgirte sobre cómo descongelar la leche materna. Toma nota sobre lo que debes tener en cuenta: Lo ideal es que para descongelar la leche lo hagas con previsión, es decir, el día antes saques los recipientes que creas oportunos y los pongas en la nevera, en la zona más estable de temperatura y dejes que se descongele, manteniendo así la cadena del frío. Puede tardar en descongelarse, dependiendo de la nevera, entre unas 6 0 10 horas.
Saca primero los recipientes de leche con la fecha más antigua.
Si por el contrario no has podido tener esta previsión puedes descongelar la leche de otras maneras.

Otras maneras de descongelar la leche materna:

Introduce el recipiente de leche congelada directamente debajo del agua caliente del grifo.
Coloca el recipiente, que has sacado del congelador, en un cazo con agua caliente, como si fuera un baño maría, pero sin estar en el fuego.

Qué no deberías hacer para descongelar la leche:

  • La leche materna es un alimento muy delicado; no la descongeles a temperatura ambiente.
  • No descongeles la leche directamente en un cazo al fuego, ni tampoco al estilo baño maría.
  • El microondas tampoco es la solución si pretendes descongelar la leche, lo hace de manera irregular y, aunque optes por la opción de descongelar calienta la leche y puede ocasionar quemaduras al bebé.

¿Qué más debes tener en cuenta una vez descongelada la leche materna?

  • Remueve bien la leche porque se habrá separado la fase acuosa de la grasa.
  • Antes de ofrecérsela al bebé, debes atempérala y comprobar su temperatura; que debe rondas los 35-37 grados.
  • No calientes la leche a altas temperaturas ya que por su composición podría perder ciertas sustancias nutritivas para el bebé.
  • La leche, una vez descongelada, puede guardarse en la nevera 24 horas.
  • Puedes mezclar, para una misma toma, diferentes envases de leche descongelada.
  • Si has descongelado más cantidad de la que pueda tomarse el bebé, ofrécesela a pequeñas tomas. De esta manera, si quiere más solo tienes que rellenar el biberón con más leche. ¿Qué evitas con esto? Que el posible exceso de leche entre en contacto con la saliva del bebé lo que te haría tener que tirar la leche pasadas 4 horas.
  • Una leche descongelada no puede volver a congelarse.

Con estos sencillos consejos puedes disponer de la toma de leche que necesita tu bebe en cualquier momento y situación.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con un solo clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

También puede interesarte

En esta sección puedes compartir tu opinión sobre nuestros productos.
Para cualquier consulta o pregunta puedes hacerlo a través de nuestro Contacta


Otros papás y mamás han valorado este artículo con un 0/5
Búsqueda


¿Qué estás buscando?

Prueba nuestro buscador avanzado.
¡Siempre tendremos algo para ti!