Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Compárte
X
¿Tendré leche suficiente?

¿Tendré leche suficiente?

(0 valoraciones)

Quiero dar el pecho, pero no sé si mi leche será suficientemente rica y abundante para alimentar a mi bebé. ¿Qué puedo hacer para favorecer la producción de leche materna?

Jueves, Mayo 5th, 2016

Cantidad de leche

No te preocupes: en condiciones de salud e higiene normales, la glándula mamaria tiene una capacidad de producción de leche más que suficiente para el crecimiento del bebé. Céntrate en ti y en tu bebé y sigue nuestros consejos para aumentar la lactancia materna.

El principio de la oferta y la demanda

La producción de leche es un proceso que evoluciona con el tiempo y que se adapta en función de la demanda. La hipófisis libera dos hormonas, la prolactina y la oxitocina, responsables de la producción y la expulsión de la leche, respectivamente. Este mecanismo físico se inicia durante el embarazo para que el "dispositivo" esté operativo cuando el bebé viene al mundo, incluso si nace prematuramente.

  • En el momento del parto (y a veces incluso antes), las mujeres empiezan a segregar el calostro, una "leche" espesa y muy dulce adaptada al lactante.
  • Posteriormente, viene la leche de transición: se trata de la primera subida de leche, que se produce entre el segundo y el quinto día después del parto. Te sentirás los pechos pesados, cálidos y congestionados. A veces, puedes notar una sensación de crujido totalmente nueva y desconocida. No pasa nada, ¡es normal!
  • Al cabo de los primeros 15 días de lactancia, la leche producida se convierte en "madura". Su composición varía durante las tomas y a lo largo del periodo de lactancia para responder permanentemente a las necesidades de crecimiento del niño.
  • ¿Qué hacer en la práctica? Cambia de pecho en cada toma (para vaciarlo) o, si lo prefieres, alterna ambos pechos durante la misma toma. Cada madre debe elegir qué sistema emplear en función de sus necesidades y su producción de leche.

Al ritmo del bebé

Una vez que conozcas tu capacidad para producir la leche necesaria, puede que te preguntes cuánta leche debe tomar un bebé o si tu hijo realiza un número de tomas suficiente. Cada bebé es un mundo. No existen normas sobre duración y cantidad. No hay un número mínimo o máximo de tomas, ni ningún intervalo fijo entre ellas que deba respetarse. Puedes cambiar de pecho con cada toma o bien alternarlos en una misma; ello depende de las necesidades y la producción de leche de cada madre.

  • Los dos primeros meses: el bebé toma el pecho una media de 8-12 veces al día (incluyendo la noche)
  • Cuando la lactancia ya está establecida: el bebé se alimenta al ritmo regular que le va bien.

¿Toma rápida o larga?

Todo depende de la vigorosidad del bebé a la hora de beber, pero dura entre 10 y 30 minutos. Confía en él y déjale que guíe la frecuencia y la abundancia de sus comidas.

¡Leche en abundancia!

La producción de leche depende también de tu estilo de vida. A continuación, te damos unos consejos "100 % lactancia" sobre cómo producir leche materna:

  • No consumas alcohol ni tabaco
  • Descansa (pide ayuda con las comidas y el mantenimiento de tu hogar)
  • No inicies ningún tipo de dieta (la lactancia ayuda a perder peso de forma natural)
  • No te saltes comidas (aunque los horarios tradicionales se desplacen)
  • Limita el consumo de café y té e intensifica el de agua e infusiones
  • Intenta mantener una alimentación equilibrada y variada. Come a diario cereales integrales, féculas, carne, huevos o pescado (especialmente azul, por los famosos omega 3:sardina, caballa, salmón...), fruta, verdura y productos lácteos/leche, y varias veces por semana legumbres (lentejas, garbanzos, habas, guisantes...).
  • Bebe mucho; es esencial para contribuir a una buena producción de leche. Agua sin gas, agua con gas, infusiones...¡Cualquier opción es buena!
  • Consume alimentos/especias/hierbas aromáticas que favorezcan la producción de leche: zanahorias, hinojo, berros, lentejas, cebada, mijo, anís estrellado (badián), comino, albahaca, cilantro, alholva, levadura de cerveza...

 
¿Qué es el calostro?
Es la leche (de color amarillenta) de los primeros días del bebé. Se caracteriza por ser muy rica en proteínas y anticuerpos, indispensables para el sistema inmune del recién nacido.
 
 
"Duérmete niño, duérmete ya... La leche contiene una hormona, la colecistoquinina, que favorece la saciedad y el adormecimiento del bebé al final de la toma."

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con un solo clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Obtén cupones de descuento para disfrutar con tu peque
  • Muestras gratuitas y promociones para tu peque
  • Información personalizada sobre el crecimiento de tu peque
  • Programa nutricional 1000 primeros días ¡Descúbrelo!

Registrarme

También puede interesarte
Valoración del artículo

0 valoraciones