Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compárte
X
¿Está estreñido mi bebé?

¿Está estreñido mi bebé?

(0 valoraciones)

Desde hace varios días, las deposiciones de mi bebé no son tan regulares. ¿Es normal o debo preocuparme?

Jueves, Mayo 5th, 2016

¿Está estreñido mi bebé?

La pregunta puede parecer incongruente, ya que, a priori, todos sabemos lo que significa "estreñido": una disminución e incluso la ausencia de deposicionesAhora bien, una materia fecal dura, seca (bolitas) o difícil de extraer supone también un signo de disfunción del tránsito intestinal.

Los niños de hasta 18 meses se consideran estreñidos si no hacen caca por lo menos una vez al día (leche materna) o tres veces a la semana (leche infantil).

En la mayoría de casos, este desarreglo se considera "funcional", es decir, que no deriva de ninguna enfermedad. Este estreñimiento del bebé, que por lo general no es grave y suele ser frecuente en niños de 0 a 36 meses, se cura sin problemas en unos días o semanas.

 

Posibles causas del estreñimiento en bebés

  • Le das el pecho al niño y has modificado tu alimentación, por ejemplo aumentando tu ración de féculas refinadas, como el pan blanco (¡es normal, tienes hambre!), en detrimento del pan y los cereales integrales, ricos en fibras que contribuyen a un buen tránsito intestinal.
  • El bebé ha tenido diarrea: no es extraño que ahora esté estreñido.
  • Te has reincorporado al trabajo y ahora dejas al bebé con una niñera o en la guardería. ¡Las mañanas son una verdadera carrera contrarreloj! Desde este cambio del ritmo de vida y de las referencias, el bebé no come tan bien y se queja más (lo cual no facilita tu organización al minuto:metro, trabajo, niñera, camita). Su tránsito intestinal puede verse afectado.
  • La diversificación alimentaria del bebé ha empezado... ¡así como los problemas de estreñimiento! No es algo sistemático, pero sí normal. Al introducir alimentos sólidos, el sistema digestivo debe trabajar más y en algunos niños la "maquinaria" tiene problemas para arrancar.
  • Tu bebé se ha hecho mayor y quieres - o tu entorno te anima a - que aprenda a ir al baño solo. Si esta fase esencial se impone muy pronto puede bloquear al bebé. Si es éste el caso, aplaza esta nueva etapa algunas semanas o meses. El objetivo es no tener que llevar el pañal durante el día cuando toque ir al colegio.

 

Remedios contra el estreñimiento

  • Durante la lactancia materna: intenta comer equilibrado y variado insistiendo en frutas, verduras y cereales integrales, una excelente fuente de fibras. E hidrátate bien consumiendo por lo menos 1,5 litros de agua al día.
  • Para bebés alimentados con biberón o en fase de destete: prepara uno de cada dos biberones utilizando media dosis de un agua rica en magnesio; dale regularmente durante el día un biberón de agua para hidratar al bebé. ¡Estos consejos se pueden seguir hasta los 36 meses y más!
  • Diversificación alimentaria: al introducir cereales infantiles y purés, a la alimentación del niño puede faltarle agua. Ten la costumbre de darle un biberón de agua entre comida y comida. Para limitar el estreñimiento, también resulta eficaz evitar durante algunos días el arroz, los plátanos y las zanahorias. Por contra, conviene insistir en el resto de frutas y verduras (si el bebé lo acepta). ¡Es una gran ocasión para sorprender a su paladar!

¿Un pequeño supositorio de glicerina para acelerar el proceso? Te aconsejamos que consultes primero a tu médico antes de lanzarte a suministrarle cualquier medicamento por iniciativa propia.

 

¿Cuándo es necesario ver a un médico?

  • El niño hace caca menos de dos veces por semana.
  • El niño pierde peso.
  • Al niño le duele hacer caca.

No te preocupes en exceso, ya que existen tratamientos simples y eficaces que le permitirán recuperar muy rápido un correcto tránsito intestinal.

Antes que cualquier medicamento, la alimentación es la principal baza para luchar contra el estreñimiento. Algunos niños (como nosotros los adultos) tienen una tendencia más natural a estreñirse que otros, sin que ello tenga consecuencias para su salud.


Guillermo, padre de María, 7 meses

"Un día, al cambiar a mi hija, me llevé una gran sorpresa al ver en su pañal pequeñas "bolitas" como de conejo en lugar de su deposición habitual. Mi mujer me tranquilizó diciendo que María estaba un poco estreñida en aquel entonces y que ella había modificado ligeramente su alimentación para solucionar el problema. ¡Todo bajo control!"

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con un solo clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Recibe este regalo de bienvenida
  • Disfruta de beneficios y cupones descuento
  • Muestras gratuitas y promociones
  • Programa Educativo de nutrición ¡Descúbrelo!

Registrarme

También puede interesarte
Valoración del artículo

0 valoraciones