Todo sobre el embarazo
Article
Add this post to favorites

Cómo prepararse emocionalmente para la maternidad antes de ser mamá

¡Buenísimas noticias! Estás esperando a tu primer bebé. Pero ¿qué puedes hacer para prepararte emocionalmente para la maternidad? Pon en práctica estos cinco fáciles pasos antes de convertirte en mamá y estarás tan lista como se puede estar para la vida con tu recién nacido cuando por fin llegué tu motivo de alegría.

3min de lectura Oct. 15, 2020
  • No proyectes expectativas parentales poco realistas: Comienza desde ya a repetir el mantra «no existe nada parecido a los padres perfectos». Vas a cometer errores de madre y lo mejor es que aprendas a aceptarlos ya. ¡Date un respiro! Quizás tengas un bebé que te requiera todo el tiempo o, quizás, un bebé fácil de criar. Quizás descubras que la lactancia es muy fácil para ti o quizás necesites perseverancia. Hasta que no llegue el bebé, no sabrás qué temperamento tiene o cuáles son sus pautas de sueño y hambre. Acepta lo desconocido y no dejes que te supere.
  • Baja tu ritmo: Acepta ya que tendrás que hacerlo todo a un ritmo mucho más lento. Desde recuperarte del parto al principio, hasta salir por la puerta a tomar un poco de aire fresco, permítete el tiempo necesario para adaptarte a la vida de mamá. No hay prisa, todo puede esperar. ¿Has quedado a las 11 de la mañana para jugar y apareces a las 12 porque tu bebé ha decidido que tenía hambre otra vez? ¡No te preocupes! Todo el mundo lo entenderá. ¡Así es la vida con tu recién nacido!
  • Cuídate durante el embarazo: Recuerda dedicarte tiempo a ti misma. Echa un vistazo a las clases de yoga prenatal (una magnífica forma de relajarse y ver a otras futuras madres parecidas a ti). Además, tanto tu pareja como tú debéis dormir tanto como podáis... Vais a ser padres privados de sueño por mucho tiempo una vez que el bebé nazca, por lo que este es el momento perfecto para disfrutar juntos de no hacer nada y quedarse hasta tarde en la cama los fines de semana.
  • Distribuye las tareas de la crianza: Mantén una conversación honesta con tu pareja sobre qué esperáis cada uno de vosotros que ocurra cuando seáis padres. Hablad de las tareas de la crianza y de las tareas del hogar y cómo pensáis cada uno de vosotros que se deberían distribuir. El apoyo emocional también es clave cuando se es padre o madre por primera vez y no sentir ese apoyo emocional y práctico puede generar problemas de pareja entre los padres primerizos, de modo que lo mejor es hablar de ello con franqueza. Lee nuestros consejos para padres primerizos (¡o recomiéndale a él que los lea!) para conocer otras formas de implicarse.
  • Prepara cuanto antes tu red de apoyo: La familia y los amigos pueden ayudarte a llevar tus emociones durante el embarazo, ahora y después, cuando seas mamá. Conecta también con futuros padres que tengan una forma de pensar similar a la vuestra. Investiga a ver qué grupos de padres primerizos y clases para embarazadas hay en tu zona. Combínalo con una afición, como las clases de ejercicio prenatal. Te servirán para mantenerte en forma y sana, además de darte la oportunidad de conocer a otras embarazadas de tu zona.