Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Borrar primer <li> de los stages

CSS Desktop-Mobile

Compártelo
X
Latest Science News
Aprende

Alimentación del bebé: minicomidas para minipersonas

Céntrate en la alimentación y nutrición de tu bebé y ofrécele opciones saludables entre horas.

Los alimentos que le das (y la forma en la que se los das) sirven para introducir patrones de alimentación que se prolongarán a lo largo de su vida. Esto afectará tanto a su salud en general como a su peso conforme vaya creciendo. Por este motivo es importante no pensar en los alimentos que le ofreces fuera de las comidas principales como caprichos o premios, sino como minicomidas o almuerzos y meriendas esenciales.
Cada bocado cuenta para que tu bebé esté bien nutrido, así que procura darle siempre alimentos nutritivos y evita las golosinas o snacks que lleven mucha sal.

Picoteo nutritivo para la alimentación del bebé

Una minicomida saludable está compuesta por alimentos nutritivos con la textura adecuada para tu bebé de ocho a diez meses. Nos referimos a trocitos de alimentos que pueda coger y llevarse a la boca solo. Una ración pequeña de fruta o verdura troceada y blandita más un alimento rico en proteínas (como el queso o el yogur) es una gran combinación. Estas minicomidas en la alimentación del bebé incluyen alimentos de cualquiera de los grupos principales para que tu bebé tenga una amplia variedad de nutrientes importantes a lo largo del día:

1. Cereales para bebés

Los cereales para bebés son una importante fuente de carbohidratos, vitaminas del grupo B y fibra. Las vitaminas del grupo B son fundamentales para el metabolismo y el sistema nervioso. La fibra lo ayuda a hacer la digestión y contribuyen a evitar que se estriña. Los cereales para bebés enriquecidos con hierro, las galletitas saladas blandas y el arroz son perfectos como alimentos basados en cereales para tu bebé de ocho a diez meses.

2. Carne/pescado para el bebé y alimentos proteicos

Los alimentos de este grupo son ricos en proteína y también aportan a tu bebé muchos otros nutrientes importantes, como el hierro. Las proteínas son un elemento esencial para los huesos, los músculos, la piel y la sangre, y el hierro ayuda a transportar el oxígeno a los órganos y músculos. El pollo está lleno de proteínas y hierro, al igual que la carne roja y el pescado. Las legumbres, como los garbanzos, son una buena fuente de proteína vegetal.

3. Lácteos

Los productos lácteos contienen calcio, vitamina D y potasio, todos ellos esenciales y contribuyen en la salud de tu bebé. El calcio y la vitamina D actúan conjuntamente para fortalecer los huesos y los dientes, y el potasio ayuda a la correcta digestión y función muscular. Los yogures bajos en azúcar, elaborados especialmente para bebés, y el queso son muy buenas fuentes de estos nutrientes.

4. Fruta para bebés

La fruta para bebés contiene nutrientes esenciales, como la vitamina C, el ácido fólico, el potasio y la fibra. La vitamina C ayuda al crecimiento y reparación de los tejidos, y el ácido fólico ayuda a que el cuerpo de tu bebé cree glóbulos rojos. Las fresas y los kiwis tienen mucha vitamina C. La naranja, el pomelo y el plátano también son buenas fuentes de ácido fólico y vitamina C. La fruta es un snack ideal para los bebés.

5. Verduras para bebés

Además de contener muchos nutrientes esenciales, las verduras (y la fruta) tienen poca grasa y calorías y nada de colesterol. Las verduras son una buena fuente de vitamina A, vitamina C, fibra, potasio y ácido fólico para los bebés. La vitamina A es un nutriente importante que ayuda a mantener una buena vista y una bonita piel y protege frente a las infecciones. Los boniatos, zanahorias y espinacas son muy ricas en esta vitamina esencial.

¿Ha sido útil este artículo?
  • Insuficiente
  • Suficiente
  • Normal
  • Bien
  • Muy bien
Ver referencias
Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con un solo clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

Búsqueda


¿Qué estás buscando?

Prueba nuestro buscador avanzado.
¡Siempre tendremos algo para ti!