Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Borrar primer <li> de los stages

CSS Desktop-Mobile

Compártelo
X
Bebé comiendo comida saludable infantil
Aprende

La alimentación de tu bebé

La alimentación de tu bebé entre un año y 2 años

Como probablemente ya sabrás, ¡los niños pequeños son increíblemente activos y tienen mucha energía! Para el tamaño de su cuerpo, los niños pequeños tienen que hacer que cada bocado cuente con comidas y tentempiés nutritivos y saludables.

Para que los niños pequeños puedan obtener los nutrientes que necesitan para su crecimiento y desarrollo, las comidas saludables infantiles, aunque en pequeña cantidad, deben ofrecer nutrientes esenciales y servirse de manera repartida durante el día, normalmente con tres comidas completas y de dos a tres comidas más pequeñas entre horas.

 

Cómo crear unas bases de alimentación infantil saludables

Estos consejos pueden ayudarte a enseñarle a tu niño pequeño buenos hábitos alimentarios que lo acompañarán toda la vida:

 

1. Elige los alimentos adecuados para una alimentación infantil saludable. Durante la transición de tu niño de la leche materna o una fórmula infantil a los alimentos sólidos, las deficiencias nutricionales pueden ser más frecuentes.

Es por eso que es importante ofrecerle a tu niño una amplia variedad de frutas, verduras, alimentos a base de cereales integrales, carnes magras y productos lácteos. También es importante añadir aceites como el de oliva en la alimentación diaria.

2. Dieta infantil equilibrada: ofrece una amplia variedad. Una dieta equilibrada depende de una variedad de alimentos de todos los grupos cada día: cereales integrales, frutas, verduras, carne y legumbres, y productos lácteos. Es importante asegurarse de que ayudamos a cubrir sus necesidades específicas de ciertas vitaminas y minerales.

3. Sírvele un arco iris de frutas y verduras. Servirle a tu niño una variedad de alimentos coloridos amplía sus preferencias y le ofrece una variedad de nutrientes para su barriguita que contribuyen a una dieta infantil equilibrada. Introducir alimentos nuevos junto con sus alimentos conocidos favoritos podría aumentar las probabilidades de que los acepte. Por ejemplo, si le gusta el maíz, trata de agregarle pequeños cuadraditos de pimiento rojo.

4. Permite que tu niño decida cuánto quiere comer. Enséñale a tu niño a respetar su apetito al permitirle decidir qué y cuánto quiere comer. Si tiene hambre, deja que coma con ganas. Pero si está satisfecho, permite que deje de comer.

5. Elige comida saludable para los tentempiés infantiles. Sírvele tres pequeñas comidas y de dos a tres tentempiés al día. Como algunos niños pequeños obtienen el 25 % de sus calorías de las comidas entre horas, asegúrate de ofrecerle opciones nutritivas. Evita los alimentos con alto contenido de calorías y bajo contenido de nutrientes.

6. Dale bebidas responsablemente. Las bebidas son importantes para la hidratación, pero si le das demasiado de beber, tu niño pequeño podría estar demasiado lleno para comer. Las opciones de bebidas para tu niño serán principalmente la leche y el agua. Limita la leche a 2 tazas al día.

7. Incluye grasas saludables en la alimentación de tu bebé. Los niños pequeños necesitan calorías provenientes de la grasa para su crecimiento y el desarrollo de su cerebro. Incorpora fuentes saludables de grasas predominantemente insaturadas, como pescados grasos, aguacates y aceites de oliva, para conseguir una dieta infantil equilibrada.

8. Elige alimentos sin sal o con un bajo contenido en sal. Aunque pienses que la comida de tu niño sabe demasiado insípida, recuerda que no necesita toda la sal que a ti te parece adecuada. Además es bueno que no se acostumbre a sabores salados desde el inicio de la vida.

 

Cómo cubrir las deficiencias nutricionales de la alimentación del bebé

En algunos casos, la alimentación infantil no es lo suficientemente saludable o equilibrada, por lo que aparecen deficiencias nutricionales. Éstas son algunas de las más habituales en España:

Frutas y verduras

En general no se consumen las raciones recomendadas: 2 raciones de verdura y 3 de fruta al día. Son importantes para una alimentación infantil saludable porque contienen vitaminas, minerales y fibra.

Qué puedes hacer: Ofrece a tu niño frutas y verduras a lo largo del día, para conseguir una dieta infantil equilibrada y llegar así a lo recomendado: 2 raciones de verduras (1 en la comida y otra en la cena) y 3 raciones de fruta (como postre y entrehoras). Las raciones de frutas y verduras pueden provenir de alimentos frescos, congelados o en conservas, pero deberán cortarse en trocitos pequeños fáciles de consumir. Recuerda que aún puedes darle alimentos en forma de purés a tu niño para añadir más variedad.

Cereales, pan, pasta, arroz.

Estos alimentos se componen principalmente de hidratos de carbono, que son la principal fuente de energía del organismo. Además aportan fibra, sobre todo si se eligen las variedades integrales, y vitaminas y minerales.

Qué puedes hacer: Puedes seguir dándole a tu hijo papillas de cereales y también empezar a ofrecerle otros alimentos como el pan, pasta y arroz, junto con otros alimentos, seguro que le encantarán

 

Bebidas azucaradas y postres.

No hay mucho espacio en una alimentación infantil saludable para alimentos que aportan calorías, pero pocos nutrientes. Los postres, los dulces y las bebidas azucaradas pueden tener un alto contenido de calorías en comparación con los que aportan, y pueden desplazar otros alimentos nutritivos, más importantes, en la dieta.

Qué puedes hacer: En lugar de dulces, ofrécele a tu niño pequeño opciones más nutritivas, como frutas o yogur. Incluso puedes prepararle recetas que incluyan yogur con frutas y cereales.

La fibra

La fibra juega un papel fundamental en la alimentación del bebé. Es importante consumirla en una cantidad adecuada, no en exceso.

Qué puedes hacer: Todos los días, ofrécele a tu niño pequeño alimentos integrales (cereales, pan, pasta, arroz), así como frutas y verduras que sean del tamaño y la textura adecuados para él.

Las grasas

Las grasas son importantes, y deben estar en una cantidad y calidad adecuada en la alimentación del bebé. La dieta de un niño y también de los adultos, debe apotar alrededor de un 30-35% de calorías totales de las grasas, , eligiendo las de mejor calidad, como las que se encuentran en el pescado, los aguacates y el aceite de oliva Se debe tratar de consumir con menor frecuencia grasas animales y aquellas que provienen de alimentos procesados.

Qué puedes hacer: Trata cocinar los alimentos con aceite de oliva También lo puedes utilizar para aliñar los platos y aportarles la grasa que necesitan de una manera más saludable.

¿Ha sido útil este artículo?
  • Insuficiente
  • Suficiente
  • Normal
  • Bien
  • Muy bien
¡Regístrate y disfruta de las ventajas de pertenecer al Club Nestlé Bebé!

Consigue tu regalo de bienvenida, muestras gratuitas y ahorra con los cupones de descuento. Además, aprende todo lo que necesitas saber sobre la nutrición durante los 1.000 primeros días de tu bebé.

Búsqueda


¿Qué estás buscando?

Prueba nuestro buscador avanzado.
¡Siempre tendremos algo para ti!