Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Borrar primer <li> de los stages

CSS Desktop-Mobile

Compártelo
X
Latest Science News
Practica

¿Bebé con hambre o saciedad? Los gestos del bebé

Podrá parecerte de otro mundo que tu pequeño esté empezando a comer alimentos sólidos. Aunque los principios de la alimentación que has seguido desde el nacimiento siguen siendo los mismos, hay algunas señales nuevas que puedes aprender con la alimentación perceptiva y ahora que vas a empezar a ofrecerle alimentos complementarios. Busca los gestos del bebé que suponen señales de hambre o saciedad y deja que tu bebe te indique si quiere comer o no.

Déjate guiar por la alimentación perceptiva

Cuando te toque darle de comer, ofrécele variedad de alimentos saludables a intervalos regulares. Tu bebé decidirá si quiere comer lo que le ofreces y cuánto. Al ofrecerle esta variedad, y seguir su pista en cuanto a la cantidad que quiere comer, estás estableciendo hábitos alimentarios saludables que se mantendrán durante años.

Cómo saber si tiene hambre un bebé

Sigue las mismas normas de la alimentación perceptiva que cuando era un recién nacido (consulta la sección ¿Tiene hambre? Lee las señales de tu bebé). Esto significa ofrecerle opciones saludables y dejar que decida cuánto quiere comer, sin presiones ni limitaciones de cantidad. Con este enfoque irá por el buen camino para crecer con salud.

Recuerda que la leche materna seguirá siendo su principal fuente de nutrición. Aprovecha estos primeros días de alimentación complementaria para empezar a enseñarle a tu bebé que puede seguir indicándote (ahora con gestos, más tarde con palabras) si está lleno o saciado.

Si respondes a tu bebé con hambre ofreciéndole alimentos nutritivos (y cuando haya comido suficiente, dejando a un lado la cuchara), le darás a entender que él decide la cantidad que quiere comer. Si practicas estos enfoques de alimentación, creas las bases para establecer buenos hábitos alimentarios que durarán toda la vida.

Los gestos del bebé

A partir de los seis-ocho meses, aprenderás cómo saber si tiene hambre un bebé porque te indicará si es así o si está lleno con otro tipo de señales, que te detallamos a continuación.

CARA 1. Bebé con hambre: se acerca con la boca abierta

Qué pistas debes buscar: En cuanto te ve acercarte con la cuchara llena, abre la boca y se inclina hacia ti. Qué te está diciendo: "¡Mi tripa está lista para comer!"

CARA 2. Tu bebé no quiere comer y no quiere la cuchara

Qué pistas debes buscar: Cuando le ofreces una cucharada de comida, gira la cabeza.
Qué te está diciendo: "Ya he comido bastante, gracias". Tu bebe no quiere comer porque no tiene hambre.

CARA 3. Quiere agarrar la cuchara

Qué pistas debes buscar: Intenta coger o golpear la cuchara cuando se la acercas. Si lo hace, ¡dale una cuchara para fomentar su autonomía!
Qué te está diciendo: "Tengo hambre, escucha lo que te digo".

CARA 4. Boca apretada

Qué pistas debes buscar: Le ofreces comida y cierra la boca o incluso se la cubre con las manos. Tu bebé no quiere comer y te está diciendo: "Ya no quiero más, gracias".

CARA 5. La sonrisa del bebé con hambre

Qué pistas debes buscar: Según le estás dando de comer, responde con una gran sonrisa y se inclina hacia la cuchara o abre bien la boca.
Qué te está diciendo: "Sigo con hambre, no pares".

CARA 6. Empuja la cuchara

Qué pistas debes buscar: Aparta la cuchara antes de que llegue a su boca. No lo confundas con el gesto de querer agarrar (o golpear) la cuchara.
Qué te está diciendo: "He acabado de comer".

CARA 7. El llanto irritado

Qué pistas debes buscar: Se irrita o llora mientras te ve preparar la comida. Este llanto es distinto al que emite cuando necesita un cambio de pañal o está aburrido.
Qué te está diciendo: "Soy un bebé con hambre. ¿Cuándo estará mi comida?"

CARA 8. Echa la comida

Qué pistas debes buscar: Aparta la cabeza de la cuchara o escupe la comida cuando ya la tiene en la boca.
Qué te está diciendo: "¡He acabado!"

CARA 9. El gesto del bebé de la mirada distraída

Qué pistas debes buscar: Se distrae fácilmente todo el rato con cualquier cosa que no sea la comida. Mira a su alrededor y pasa de la cuchara.
Qué te está diciendo: "Ya no me interesa la comida. No quiero más".

¿Ha sido útil este artículo?
  • Insuficiente
  • Suficiente
  • Normal
  • Bien
  • Muy bien
Ver referencias
Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con un solo clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

Búsqueda


¿Qué estás buscando?

Prueba nuestro buscador avanzado.
¡Siempre tendremos algo para ti!