Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Borrar primer <li> de los stages

CSS Desktop-Mobile

Escuchar a los nuevos padres

Si hay algo que todos los padres saben es que nada que concierne a la crianza de los hijos es exactamente tal y como esperaban. Así que, para apoyar y entender mejor a los nuevos padres de hoy día, empezamos por el principio: escuchamos.

Comprender mejor sus desafíos

Se nos ha dado bien impartir nuestros 150 años de conocimiento respaldado por la ciencia, y sabemos que es hora de dar paso a todos los padres que se han familiarizado con los parpadeos, los eructos, las regurgitaciones, las sonrisas... y todo lo demás.

HERRAMIENTA
Cómo criar como un profesional

Un bebé en camino / en tus brazos, ¿y te preocupa no tener ni idea de qué hacer? (Nadie la tiene, no digas nada.) Echa un vistazo a nuestras listas que te ayudarán conquistar todos los aspectos de la crianza moderna.

¿Alguna vez te has sentido solo/a durante tu primer año como padre/madre?
50%
no 50%
no
¡Es completamente normal! Muchas mamás dicen que a veces también se sienten solas al principio. Incluso cuando está acunando a otro ser humano o navegando por las redes sociales con caras amigas, a menudo te invaden sensaciones de desapego y soledad. 
¡Perteneces una gran comunidad! Si te sientes solo/a, intenta concentrarte en el bebé en tus brazos, tu pareja junto a ti en la cama y las caras amigas en las redes sociales. Puede ser de gran ayuda.
¿Compartís tu pareja y tú las responsabilidades del cuidado de los niños?
50%
no 50%
no
La vida es más fácil juntos. Por ejemplo, procurad que uno de los prepare la cena mientras el otro se ocupa del baño, ¡y luego cambiad al día siguiente!
Eso no significa que uno de vosotros sea mejor padre. ¡Es difícil mantener el equilibrio! Tratad de repartir las tareas de cuidado de los niños de manera que ambos os sintáis cómodos, y no dudéis en revisar vuestro plan de ataque si no funciona para los dos.
Durante tu primer año como padre/madre, ¿experimentaste muchos altibajos emocionales?
50%
no 50%
no
Es como una montaña rusa, ¿verdad? Durante un minuto miras a los ojos de esta criatura con un arrebato de amor y al siguiente no sabes cómo sobrevivirás sin reventar.
¡Excelente! Muchos padres se sienten como si estuvieran sentados en el primer vagón de una montaña rusa sufriendo todos los altibajos y caídas libres.
¿Sentiste algún tipo de culpa al estrenarte como padre/madre?
50%
no 50%
no
¡Hagamos un recuento! Por volver o no al trabajo. Por amamantar o no amamantar. Por reservarte una hora para ir a tomar un café con un amigo, o no ver a los amigos... Es fácil sentir que no puedes salir airoso/a. La buena noticia es que no estás solo/a: La mayoría de los nuevos padres se siente culpable, independientemente de las decisiones que tome. Trata de recordar que lo estás haciendo todo lo mejor que puede, y eso es todo lo que puedes hacer.
No te culparíamos si dijeras que sí, pero enhorabuena por ser inmune a la culpa en una época en la que es muy fácil sentir la presión de ser perfecto.
Considerando todos los aspectos, ¿dirías que tu bebé es un «bebé fácil»?
50%
no 50%
no
Duerme toda la noche, no llora en público y come cuando nosotros lo hacemos. Si eso no es fácil, ¿qué lo es?
Lo entendemos. Lloran mucho, comen mucho y hace caca muy a menudo. Preguntaremos de nuevo cuando se vayan a la universidad.
Siguiente
ENCUESTA
No hay ninguna respuesta errónea.
DEFINICIÓN
¡Hay una expresión para eso!
  • Vacaciones informativas

     

    Cuando hace tanto tiempo que no lees un periódico, ves la televisión o navegas por las redes sociales que no eres consciente de lo que pasa en el mundo exterior.

  • Paranoia parental

     

    Cuando tienes miedo de admitir que sufres por miedo a la crítica o al abandono.

  • Vacaciones para dormir

     

    Cuando te mueres por coger unas vacaciones lejos de tu nuevo bebé para poder recuperar el sueño.

  • Carga parental

     

    Cuando estás tan concentrado en alimentar, cambiar y dormir a tu bebé que te olvidas de atender tus propias necesidades básicas.

  • Sordera al llanto

     

    Cuando ya no oyes a tu hijo (o a cualquier otro niño) llorar porque lo hace con tanta frecuencia que te has vuelto inmune al ruido.

  • Esconderse y dormir

     

    Cuando te escondes en otra habitación y finges que duermes para que tu pareja se ocupe del bebé.

  • Metomentodo

     

    Así llaman los nuevos padres a los extraños que manifiestan opiniones y dan consejos no solicitados sobre cómo estás criando a tu hijo.

  • Lágrimas repentinas

     

    Cuando, a pesar de querer a tu hijo, a veces te entran ganas de llorar y te sientes abrumado/a y solo/a en este nuevo viaje de la paternidad.

  • Mamá dramática

     

    Cuando, como madre, no puedes hacer nada bueno, mientras que el papá no puede hacer nada malo.

REDES SOCIALES
Comparte tus historias de crianza en Instagram usando #ParentingMyWay
Búsqueda


¿Qué estás buscando?

Prueba nuestro buscador avanzado.
¡Siempre tendremos algo para ti!