Etapa del bebé 0-4 meses
Artículo
Add this post to favorites

Las vacunas del bebé

¡Hora de las vacunas! Uff. Las primeras inyecciones del bebé pueden ser duras para los padres y los bebés. Si te pones nervioso/a, el bebé puede ponerse también, por lo que tienes que intentar controlar tus nervios. Lee nuestra práctica guía de qué puedes esperar

3min de lectura Sep. 21, 2020
  • Cuando asignen un pediatra al bebé, comenzarás a recibir recordatorios de las vacunas.
  • Las vacunas se ponen a las 8 semanas, 12 semanas, 16 semanas, 1 año, 2 años y 3 años.
  • A los bebés se les ponen vacunas para las enfermedades infecciosas más comunes, como, por ejemplo: difteria, gripe, Haemophilus influenzae tipo b (Hib), hepatitis b, sarampión, meningitis B, meningitis C, paperas, neumococo, polio, rotavirus, rubéola, tétanos y la tos ferina (pertussis).
  • Será necesario que lleves la cartilla de vacunación del bebé (en algunos países es un libro rojo) a cada consulta para que el enfermero/a pueda anotar los datos de cada vacuna que le ponga al bebé.
  • Viste al bebé con ropa holgada que se pueda poner y quitar fácilmente.
  • Si el bebé tiene menos de 12 meses, la inyección se suele poner en el muslo, por lo que lo ideal es que lleve un pantalón holgado o un vestido.
  • Acude al centro médico con tiempo suficiente para evitar prisas y estrés.
  • No olvides comentar al enfermero o la enfermera si el bebé se ha encontrado indispuesto, con fiebre, vómitos o diarrea, para retrasar la vacuna unos días.
  • Haz una lista de preguntas y llévatela a la consulta. El enfermero o la enfermera puede explicarte el calendario de vacunación y responder a tus dudas.
  • Te pedirán que te sientes con el bebé bien sujeto en tu regazo, sujetando las piernas tan firmemente como sea posible.
  • La inyección se administra con una pequeña aguja. Lo más probable es que el bebé llore inmediatamente. Puedes calmarlo dándole pecho o biberón, o prueba a distraerlo con un juguete.
  • Las vacunas se administran mediante inyección, espray nasal o gotas orales, dependiendo del tipo de vacuna.
  • Todos los medicamentos, incluidas las vacunas, pueden tener ocasionalmente efectos secundarios. Lo más probable es que sean leves y pueden incluir febrícula, una leve inflamación o enrojecimiento en la zona de la inyección. Consulta a tu pediatra si te preocupa alguno de los síntomas.
  • Es probable que le pongan al bebé más de una inyección en una misma cita. Dependerá del calendario de vacunación.
  • El médico o el personal de enfermería suelen organizarse para garantizar que las inyecciones se ponen de la forma más rápida e indolora posible.
  • Probablemente te pidan que te quedes en el centro médico unos 10 minutos después de la vacuna para asegurarse de que el bebé está bien y que no tiene ningún efecto secundario importante.
  • Si al bebé le sube la fiebre, trátala inmediatamente ofreciéndole mucho líquido, procurando que esté fresco y dándole paracetamol pediátrico para bajar la fiebre. El enfermero o la enfermera te explicará cómo hacerlo.
  • La vacuna de la meningitis b se administra a las 8 semanas, 16 semanas y 1 año. Es muy probable que el bebé tenga fiebre después de esta vacuna, por lo que el pediatra podría recomendarte que después de la inyección le des paracetamol pediátrico al bebé.
  • Algunos bebés se encuentran mal después de las vacunas y necesitarán que se les calme por la noche. No hagas planes para el resto del día y así poder proporcionar al bebé un poco de atención y mismos extra.