Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compárte
X
se-ha-hecho-dasso

¡Se ha hecho daño!

(0 valoraciones)

Mi pequeño aventurero no le tiene miedo a nada. Desde que empezó a andar, los chichones, arañazos y pupas son pan de cada día. ¿Cómo diferenciar una pequeña pupa de una herida más importante? ¿Cuáles son los reflejos correctos? ¿Cómo debo curar las heridas de mi bebé?

Lunes, Mayo 9th, 2016

Tanto si tu bebé es niña o niño, las ocasiones de hacerse daño entre las primeras escapadas a gatas y el paseo por el jardín del Yayo son muchas. Moretones en las piernas, chichones, etc.: ¡los "padres enfermeros" no dan abasto! Veamos cuáles son principales síntomas y los remedios de que disponemos para curar las heridas superficiales de tu bebé.

 

Chichones y moretones

Aprender a andar conlleva unas cuantas caídas. Menos mal que la mayoría de las veces, las consecuencias son benignas. En caso de moretón o de pequeña inflamación, coloca encima una bolsa con hielo para limitar el hematoma. Si la herida no está abierta, puedes aplicar un poquito de pomada a base de árnica o utilizar un spray efecto frío que quita el dolor instantáneamente. Por último y para que el tratamiento sea completo, aplica un beso de esos que curan.

¿Cuándo consultar a un médico? Si tu bebé se ha golpeado la cabeza al caer, no corras riesgos y llama directamente al médico o a Urgencias. Lo mismo si pierde el conocimiento (aunque sólo sea un instante), vomita, se marea, se queja de que le duele la cabeza o tiene un comportamiento inhabitual durante las 36 horas que siguen la caída (lenguaje incoherente, somnolencia, etc.).

 

Heridas y cortes

Si la herida sangra poco, échale agua por encima con un poco de jabón (si hace falta), y comprímela unos instantes taponando con un tejido limpio. Aplica a continuación un antiséptico incoloro (a base de clorhexidina), seca con una compresa y pon una tirita. Cámbiala con frecuencia.

¿Cuándo consultar a un médico? Si el corte o la herida es profunda y, sobre todo, si está en la cara, es mejor mostrársela a un médico. Este podrá decidir si hay que coserla o aplicar tiras adhesivas de sutura.

 

Quemaduras

Si la piel sólo está enrojecida, se trata de una quemadura de primer grado que se cura fácilmente. El primer reflejo que hay que tener, sea cual sea la gravedad de la quemadura, es echar agua fría por encima de la zona lesionada. A continuación, aplica un gel o una pomada calmante.

¿Cuándo consultar a un médico? Si la quemadura es extensa y profunda, o si es en la cara, las manos o los pies, lleva a tu hijo a Urgencias o llama al 112. En caso de duda, por pequeña que sea, es mejor consultar, aunque sea mayor el susto que el daño.

 

Picaduras de insecto

Las picaduras de hormiga o mosquito no revisten gravedad. Si tu hijo se rasca mucho, pídele a tu farmacéutico una crema calmante. Sin embargo, tendrás que prestar más atención a las picaduras de avispas o de abejas ya que tu hijo puede ser alérgico a ellas.

Puede también que la abeja deje dentro de la piel una parte de su aguijón y tendrás que extraerlo ayudándote de unas pinzas de depilar o de una bomba aspira veneno. Después, desinfecta la zona con un producto antiséptico y si le duele mucho, aplica una compresa fría o una bolsa con hielo. En caso de que sienta picor, dale un antihistamínico (consulta con el farmacéutico).

¿Cuándo consultar a un médico? Si tu bebé ha sido picado en la cara o en la boca, si tiene varias picaduras o si la reacción es impresionante.

 

Eritema de nalgas

Cuando le crecen los dientes, es habitual que el bebé tenga el culito rojo. Puede que se trate de un eritema y no es fácil hacerlo desaparecer.

¿Cuándo consultar a un médico? No dudes en comentárselo a tu médico.

No olvides que la higiene debe ser rigurosa. Lava el culito de tu bebé con agua y un jabón suave tras cada deposición y sécalo con cuidado. Si no sabes qué crema usar, pide a tu médico que te recomiende una crema protectora. Cámbiale el pañal con la mayor frecuencia posible.

 

Otitis

Los resfriados de tu bebé vienen frecuentemente con otitis. Un resfriado, un dolor de oídos, una fiebre y a veces una diarrea pueden ser los síntomas de una otitis. Tu pequeñín está gruñón, balancea la cabeza de un lado para otro llorando y puede también que se toque la oreja.

¿Cuándo consultar a un médico? En caso de tener la menor duda, consúltalo con tu médico.

 

Fiebre

Las infecciones víricas pueden causarle fiebre. No lo tapes demasiado y comprueba la temperatura de la habitación (la temperatura ideal es de unos 19 ºC aproximadamente). Tómale la temperatura y dale de beber con frecuencia.

¿Cuándo consultar a un médico? Si la fiebre no baja después de tres días, consúltalo rápidamente con tu médico.

 

Esperamos que este "pequeño manual médico" te ayude y sepas cómo curar las heridas más superficiales de tu bebé.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con un solo clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Recibe este regalo de bienvenida
  • Disfruta de beneficios y cupones descuento
  • Muestras gratuitas y promociones
  • Programa Educativo de nutrición ¡Descúbrelo!

Registrarme

También puede interesarte
Valoración del artículo

0 valoraciones