Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compártelo
X
llantos-que-hago

Llantos, ¿qué hago?

(0 valoraciones)

Cuando nació, su llanto me llenaba de felicidad. Pero de vuelta a casa, me preocupa su gama de llantos diferentes, que van desde el simple gemido a los gritos. Me siento un poco desamparada e impotente, no siempre entiendo lo que quiere decirme. ¿Por qué mi bebé llora?

Lunes, Mayo 9th, 2016

El llanto de un recién nacido es una forma de comunicarse y expresarse. Con él te dice cuándo tiene hambre, cuándo está cansado, cuándo se aburre, etc. Pero, al principio, este primer lenguaje resulta difícil de descifrar. Aquí te damos algunas pautas para descodificar los llantos del bebé.

 

¡Los bebés caprichosos no existen!

El bebé llega al mundo llorando. Esta reacción es vital: su sistema respiratorio se pone en marcha al entrar en contacto con el aire. Después, en sus primeras semanas, los llantos del recién nacido, aunque a veces sean difíciles de soportar, muestran su "instinto de vida": son la prueba de que es despierto y vigoroso.

Al contrario de lo que nos ocurre a nosotros, en un bebé el llanto no es forzosamente un síntoma de tristeza. Es lo que le permite comunicarse con el mundo exterior y hacer saber a quien quiera oírle lo que necesita: un poco de cariño, una presencia, etc. También puede querer decir que tiene hambre, que le duelen las encías o el vientre. A veces incluso, muestra su enfado... ¡cuando siente que no le entendemos! En cualquier caso, el llanto le tranquiliza y le libera de sus tensiones.

Cuando el bebé llora, lo más importante es ir a verle (¡no es necesario que acudas presurosa al primer gemido!) porque lo que expresa, sobre todo, es la necesidad de atención: tienes que hacerle sentir que te estás ocupando de él. Pero tranquila: ¡eso no significa que lo vayas a convertir en un consentido! Al contrario, el saber que cuenta contigo le ayudará a forjarse una imagen tranquilizadora del mundo. En resumen, le ayudará a crecer.

 

¿Por qué mi bebé llora? ¿Llora para llamar la atención o realmente le duele algo?

La gran dificultad radica en diferenciar el llanto no habitual, síntoma de dolor, del de un bebé sano... Desafortunadamente, el manual de instrucciones no viene incluido en la entrega, por lo que tendréis que redactarlo juntos día a día. Pasadas algunas semanas, podrás reconocer de inmediato el tono, el volumen, en cierto modo "la música" de los llantos normales de tu bebé: cuando tiene sueño, cuando siente hambre o cuando su pañal está sucio...

El chupete: ¿es una buena o una mala idea? Si es la única solución para calmarlo, no le prives de él. Pero el chupete no debe convertirse en un reflejo o en la solución fácil. Cuando el bebé llora, intenta calmarlo primero con un cariño o algunas palabras antes de darle el "chupe".

Pero mientras tanto podrán ayudarte algunas observaciones de simple sentido común: el llanto de tu bebé no será por motivos muy graves si se calma tan pronto como lo coges en brazos y vuelve a empezar en cuanto lo vuelves a acostar. Evidentemente, si eso le ocurre las 24 horas del día, puede convertirse en un problema y habrá que explicárselo: "Cariño, mamá te va a dejar un ratito en la cuna aunque llores un poco porque tiene que ducharse. Verás que bien va a oler después, y así podremos salir a dar un paseo los dos juntos".

En los primeros meses, el bebé llora también cuando tiene cólicos: los dolores de barriga parecen importantes de verdad y no siempre resultan fáciles de calmar, ni siquiera en brazos.

 

Algunos trucos para calmarlo (y calmarse)

Cuando el bebé se pone a llorar, el primer reflejo consiste en intentar encontrar la razón para así poder calmarlo. Pero claro, eso no siempre es fácil. Dale un repaso a los posibles problemas e intenta las diferentes soluciones: un poco de mimo, una siesta, su peluche preferido, etc. ¿Y si no funciona nada de eso?

No te asustes y no te quedes sola en casa con tu bebé: ¡sal! Tanto el carrito de paseo como el coche tienen un increíble efecto calmante sobre los recién nacidos.

 

¡Y no te olvides del papá! Aunque al volver del trabajo esté un poco cansado, confíale el bebé un ratito para ir a tomar el aire o para hacer una visita a tu mejor amiga. Verás cómo, aunque al principio se sienta un poco inquieto con esta responsabilidad (y tú también, confiésalo), pronto sabrá apreciar ese momento único que se le ofrece para disfrutar un poco a solas de su bebé.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con un solo clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Recibe este regalo de bienvenida
  • cupón descuento Nestlé bebéDisfruta de beneficios y cupones
  • Muestras gratuitas y promociones
  • Programa Educativo de nutrición

Registrarme

También puede interesarte
Valoración del artículo

0 valoraciones

Todavía no se ha encontrado
¿Qué estás buscando?

Prueba nuestro nuevo motor inteligente de preguntas. Siempre tendremos algo para ti.