Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compárte
X
el-bebe-se-socializa

El bebé se socializa

 

¿Mi angelito será tímido o extrovertido? ¿Se integrará bien en la guardería y hará muchos amiguitos? ¿Cómo puedo ayudarle para que establezca buenas relaciones con los demás?

Martes, Mayo 10th, 2016

Vivir en sociedad es un aprendizaje que dura toda la vida. El bebé lo aprende poco a poco en su contacto con su pequeño círculo familiar. Después, con el paso del tiempo, perfecciona su percepción de los demás. Experimenta las primeras carcajadas y complicidades, pero también las primeras rencillas y rivalidades. A partir de todas estas experiencias, el pequeñín aprenderá a vivir en sociedad. La socialización de los bebés es clave para vivir en comunidad.

 

El bebé descubre el mundo... en su burbuja familiar

Desde que nace hasta los seis meses, el mundo del bebé se reduce a pocas personas, básicamente sus padres. Ellos son sus primeros "integradores sociales". Desde muy pronto adora esta relación que se traduce en sonrisas, miradas, mimos, muecas, etc.

Los hermanos y hermanas también juegan un papel importante en esta "socialización primaria", en la medida en que sacan al bebé de su relación exclusiva con su mamá. De hecho, no es de extrañar que el bebé reserve un trato tan especial a su hermano mayor o al primito que ha venido a verle el fin de semana.

Entre los cuatro y los seis meses empieza a sonreír a los demás, aunque es a ti a quien siempre regala sus mejores risitas. Tras ocho meses, todo cambia con la famosa etapa de "la angustia de los ocho meses": hasta ahí, nunca escatimaba en sonrisas con la vecina pero ahora, en cambio, se echa a llorar cuando no reconoce una cara, para desespero de los abuelos que han venido de tan lejos a ver a su nieto.

 

Conocer a más gente…

Cuando el bebé aprende a andar, su mundo se amplía como por arte de magia. Ahora también sabe hablar, comunicarse, hacerse entender y cualquier ocasión es buena para hacer amiguitos de su edad.

Por lo que respecta al juego, desde que nacen y hasta los 18 meses, aproximadamente, los bebés tienden a ser egoístas dado que se sienten centro de la atención y no desean compartir sus juegos ni juguetes con nadie. A partir de entonces y hasta los 3 años se inicia el “juego en paralelo”, una fase en la que el peque se siente a gusto con otr@s niñ@s, aunque conserva su juego individual. Desde este punto, es probable que el bebé anhele algún objeto que no esté en su posesión y trate de conseguirlo mediante reacciones “violentas”: como los pellizcos, manotazos o patadas. Ante esta actitud, es probable que descubra reacciones adversas o reprimendas por parte del resto de niños, lo cual le ayudará a entender que no puede manejar a los demás según su voluntad y fomentará que aprenda a aliarse con los demás para conseguir un juego compartido.

 

Estar en contacto con otros niños favorecerá la socialización de tu bebé y le ayudará a forjar su personalidad. En la guardería, con la niñera, en el parque, le encanta observar a los otros niños de su edad, pero también a los mayores, e imitarlos. También sabe elegir sus relaciones y así nacen las primeras amistades.

 

Los abuelos también pueden desempeñar un papel en esta "socialización secundaria". Son un relevo de los padres, aportan otros valores, otra visión del mundo y enmarcan al niño en una historia familiar. Todo ello es importante en la construcción de su identidad social.

 

Con la educación preescolar, el niño llega a otra fase: por primera vez se encuentra en medio de una veintena de niños y tiene que aprender a afirmarse.

 

Es tímido; ¿es grave, doctor?

Tu niño tiene miedo de las caras que no conoce, llora cuando te alejas de él, no quiere decir hola ni adiós. En resumen, es tímido. Se trata con frecuencia de una fase temporal pero, en algunos niños, puede durar más. Quizá sea simplemente su manera de ser, pero si te parece que el niño no se interesa realmente por los demás, consulta con tu médico para descartar un posible problema de audición.

Ahora bien, si tan sólo se muestra reservado y tímido, no te preocupes: no tiene por qué querer decir nada de su futuro carácter. Anímalo sin presiones a acercarse a los demás, inscríbelo en actividades. Seguro que hará amigos con rapidez.

Si se muestra demasiado agresivo con los demás niños y esta actitud dura desde hace varias semanas, es posible que se deba a un sentimiento de inseguridad. Comentarlo con tu pediatra puede ayudarte a entenderlo mejor.

 

Al bebé le encanta coger el teléfono y balbucear unas cuantas palabras incomprensibles. Te hace tanta gracia su voz aguda, sus muecas, su tono tan curioso, pero ¿no te recuerda a alguien? ¡A ti misma, evidentemente! La socialización de los bebés pasa, en efecto, por la imitación de los mayores.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con un solo clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Babero Nestlé bebéRecibe este regalo de bienvenida
  • cupón descuento Nestlé bebéDisfruta de beneficios y cupones
  • Muestras gratis de papillas para bebéMuestras gratuitas y promociones
  • Programa Educativo de nutrición

Registrarme

También puede interesarte