Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Borrar primer <li> de los stages

CSS Desktop-Mobile

Compártelo
X
Latest Science News
Descubre

Rutinas para dormir a un bebé para una mejor salud

¿Sabías que...?
Si acuestas al peque cuando está soñoliento, pero aún despierto, más o menos a la misma hora todas las noches, conseguirás una rutina para dormir a tu bebé efectiva. Descubre la importancia de dormir en los niños.

Durante los primeros meses, sus patrones habrán sido impredecibles y se habrá despertado varias veces durante la noche. Ahora que ya ha cumplido los seis meses, dormirá más por la noche. Conforme aumente su actividad y se vaya desarrollando, irá respetando ciclos de sueño más regulares.

Rutinas para dormir a un bebé

La constancia lo es todo cuando hablamos de la hora de acostarlo y las rutinas de sueño del bebé. Si sigues un patrón similar antes de apagar las luces, tu pequeño dormirá suficiente.

La importancia de dormir en los niños

Por sorprendente que parezca, un estudio reciente también ha demostrado que los bebés y los niños pequeños que normalmente no duermen suficiente tendrán más probabilidades de crecer con una dieta de baja calidad. En un estudio concreto se llegó a la conclusión de que los niños que dormían suficiente (desde los primeros años y más adelante) comían más cereales integrales y consumían menos bebidas con azúcar. Como se ha vinculado la falta prolongada de sueña a una nutrición menos saludable, mayor razón aún para que tu bebé duerma suficiente de forma regular.

Dormir a bebés: qué hacer y qué no

No es buena idea esperar a que se haya dormido para meterlo en la cuna. Al acostarlos cuando están soñolientos, pero aún despiertos, se cree que aprenderán antes a dormirse solos. Evidentemente, esto no ocurrirá la primera vez (o cada vez) que lo acuestes, pero merece la pena contemplar la posibilidad de que tu pequeño aprenda a relajarse y dormirse solo. Las mamás que lleven unos meses siguiendo estás prácticas ya estarán disfrutando de los beneficios, pues su pequeño estará aprendiendo a dormirse solo por la noche. Si esta técnica es nueva para ti y tu bebé, sigue siendo un buen momento para que lo ayudes a tener dulces sueños cuanto antes. En el apartado de Buenos consejos para ayudarlo a dormir encontrarás más información interesante.

Sueño del bebé y crecimiento

Los expertos están de acuerdo en que un sueño del bebé de calidad influye positivamente en el crecimiento. Debajo de los párpados cerrados de tu bebé, su cuerpo está muy ocupado desarrollándose física, mental y emocionalmente.

En un estudio científico reciente se han comparado los patrones de sueño de dos grupos de bebés de un año. Los padres de los bebés de un grupo recibieron instrucciones básicas sobre sueño y seguridad en la cuna, pero no las técnicas de "crianza perceptiva". Los padres del segundo grupo aprendieron estas técnicas relacionas con el sueño, como, por ejemplo:

  • recurrir a un enfoque tranquilizador para calmar a un bebé inquieto, pero no hambriento, en vez de darle de comer
  • reconocer si la inquietud se debe al hambre o al cansancio
  • seguir rutinas para dormir a un bebé que no pasan por alimentarlo
  • acostar pronto al bebé
  • dejar al bebé que se tranquilice solo al acostarlo o cuando se despierte por la noche

Los resultados del estudio son que los bebés cuyos padres siguieron técnicas de crianza perceptiva para dormir tienen mayores probabilidades de:

  • acostarse más temprano
  • aprender a tranquilizarse solos en la cuna
  • dormir más tiempo por la noche

"Este estudio demuestra el impacto positivo que tienen las acciones de los progenitores en el sueño del bebé", explica Anne Dattilo, PhD, RD, directora adjunta de Ciencias de la Nutrición en Nestlé Nutrición Infantil. "Cuando los padres siguen técnicas de crianza perceptiva, los bebés mejoran su patrón y duración del sueño durante la noche. Teniendo en cuenta que otros estudios han demostrado la vinculación entre el sueño del bebé y una curva de crecimiento saludable, a los padres les interesará saber que las rutinas que establezcan ahora tendrán efectos positivos y duraderos sobre la salud".

¿El bebé quiere dormir o tiene hambre?

Si tu bebé se despierta por la noche, es fácil pensar que tendrá hambre. Sin embargo, no siempre será el caso. Los bebés se despiertan de noche por distintos motivos: intranquilidad general, pañal sucio o porque un ruido fuerte los haya despertado, por ejemplo. Cuando se acerque a los siete u ocho meses, puede que tenga ansiedad por separación. Eso es algo normal y simplemente necesitará saber que estás ahí.
 
Algunos padres piensan que los bebés que toman biberón duermen toda la noche seguida, pero los estudios indican que se despiertan con la misma frecuencia que los bebés amamantados. Según distintos estudios, las madres que alimentan a sus bebés para tranquilizarlos cuando no muestran signos de hambre suelen tener hijos con mayor peso. La Dra. Dattilo insiste en que "optar por métodos para tranquilizar y acostar al bebé que no pasen por alimentarlo cuando no muestra signos de hambre puede reducir el riesgo de que padezca sobrepeso cuando sea mayor".

¿Ha sido útil este artículo?
  • Insuficiente
  • Suficiente
  • Normal
  • Bien
  • Muy bien
Ver referencias
¡Regístrate y disfruta de las ventajas de pertenecer al Club Nestlé Bebé!

Consigue tu regalo de bienvenida, muestras gratuitas y ahorra con los cupones de descuento. Además, aprende todo lo que necesitas saber sobre la nutrición durante los 1.000 primeros días de tu bebé.

Búsqueda


¿Qué estás buscando?

Prueba nuestro buscador avanzado.
¡Siempre tendremos algo para ti!