Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compárte
X

Protección vs Sobreprotección: ejemplos prácticos para el día a día

 

A continuación aparecen una serie de escenas que son habituales en la vida de un bebé y su mamá, y te indicamos de manera muy práctica cómo enfocarlas y qué hacer para asegurarte de que no estás siendo sobreprotectora.

Viernes, Junio 23rd, 2017

• Dejas a tu hijo de 5 meses en la guardería y te vas trabajar. Si el niño se pone a llorar, es probable que en tu cara se refleje pena o preocupación. Pero es mejor, que te muestres serena, le des un beso y un abrazo, le sonrías y le digas adiós sin atender a esos brazos que imploran. Repítete este mensaje interior: mi hijo es capaz de tolerar un poco de malestar, este momento pasará y en un rato estará jugando.


• Estás con tu hija de 8 meses en el parque y coge un palo con punta y lo agita delante de ella. Es posible que antes de leer este artículo en tu cara se reflejará susto o preocupación y le dijeras algo como: ¡cuidado con ese palo que te lo vas a meter en el ojo!. Pero ahora sabes que es mejor cogerlo suavemente y decirle “vaya, qué tan palo tan chulo, y mira éste otro tiene una hojita verde…”


• Tu hijo de 12 meses ya se consigue agarrar a algunos muebles de casa y ponerse de pie, pero ves que lo hace con cara de cierto miedo e inseguridad. En ese momento le podrías decir “anda, ven al suelo a jugar que al final te vas a hacer daño”, pero es mejor que de forma visiblemente alegre le digas, “vaya, mírate ahí arriba, eres un campeón” y discretamente te acerques para recogerle cuando caiga de culete y aplaudir su azaña.


• Tienes un viaje de pareja tres días, pero dudas si dejar a tu hijo de 14 meses tres días con los abuelos. Las “excusas” son que no duerme aún del todo bien, que está más acostumbrado a ti… Pero la realidad es que a tu hijo le vienen bien las separaciones de ti y la experiencia de ver que también puede estar feliz y tranquilo con los abuelos, que de nuevo, es capaz de tolerar esos sentimientos de malestar al echarte de menos y, así, ir descubriendo poco a poco su capacidad de ser independiente de ti.

Recuerda que por tus propias características personales, puede haber cosas que te cueste más aplicar, pero muchas otras verás que son fáciles y llevaderas y además os dejarán muy buen sabor de boca a ti al bebé y ¡te entrarán ganas de repetirlas muchas más veces!

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con un solo clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Babero Nestlé bebéRecibe este regalo de bienvenida
  • cupón descuento Nestlé bebéDisfruta de beneficios y cupones
  • Muestras gratis de papillas para bebéMuestras gratuitas y promociones
  • Programa Educativo de nutrición

Registrarme

También puede interesarte