Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Ocultar fecha en articulos

Compártelo
X
Regurgita: ¿es grave?
Categoría: 
El ser mamá y papá

Regurgita: ¿es grave?

(0 valoraciones)

Miércoles, Octubre 17th, 2018

Echa sistemáticamente un poco de leche después de cada toma y llora a menudo. ¿Qué puedo hacer?

Reflujo del bebé y regurgitación

En la gran mayoría de casos, estas regurgitaciones son benignas. Así, pues, no te preocupes. Ármate de paciencia y espera a que empiece a comer sólidos y a que se mantenga derecho para que todo vuelva a su cauce. Hasta entonces, echemos un vistazo a las medidas que podemos tomar.

Cómo distinguir entre regurgitación reflujo en bebés

En el primer caso, el rechazo indoloro de la leche después de una toma se traduce en una subida del contenido gástrico hacia el esófago, sin consecuencias para el crecimiento del bebé. Las causas pueden ser que el bebé ha comido demasiado y evacúa lo que le sobra o que su aparato digestivo es inmaduro (la válvula situada a la entrada del estómago todavía no funciona muy bien).

Si tu pequeño vomita la leche a chorro, en cualquier momento del día o de la noche, se trata de un reflujo gastroesofágico ligado a una inflamación de la mucosa, a la acidez del estómago o a una posible alergia a las proteínas de la leche de vaca. El resultado es que el bebé siente dolor y los padres no saben qué hacer. Consulta rápidamente a tu médico o pediatra.

¿Qué hacer en la práctica?

Si el bebé regurgita a menudo, pueden tomarse diversas medidas.

  • En cuanto a la alimentación, consulta con el pediatra. Se puede cambiar de leche infantil, siempre con la aprobación de tu médico o pediatra (y dar una leche especial "anti-reflujo" o "confort"). Si tu bebé es un pequeño glotón, disminuye la cantidad de leche/biberón de cada toma y añade una toma adicional durante el día.
  • En cuanto al bienestar del bebé, existen ciertas precauciones que le permitirán sentirse mejor. ¡No es el momento de hacerle volar como un avión! Por contra, un eructo le irá muy bien. Si quieres, puedes acostarle con la cabeza ligeramente levantada (poniéndole una toalla plegada bajo el colchón, por ejemplo). No olvidemos tampoco que, si tiene el pañal muy apretado, puede comprimirle el abdomen.

Si hagas lo que hagas, el bebé regurgita siempre y llora mucho, existen tratamientos que pueden reducir su disgusto. Consúltalo con tu médico o pediatra.

 


 

Le doy el pecho a mi hijo: ¿qué hago?

¡Continúa haciéndolo en la medida de lo posible, ya que la leche materna no es la causa de su malestar! Tu médico puede recetarte también un tratamiento adaptado a tu bebé.

Laura, madre de Juan, 4 meses:

"He comprobado que, cuando llevo al niño en el portabebés durante el día, parece digerir mejor la comida. El pediatra me ha confirmado que una posición erguida ayuda a hacer la digestión."

 

Valoración del artículo

0 valoraciones


¿Qué estás buscando?

Prueba nuestro buscador avanzado.
¡Siempre tendremos algo para ti!