Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compártelo
X

La separación y el divorcio: efectos para los hijos y derechos y obligaciones del padre

(0 valoraciones)

Cuando una familia se rompe, ya sea por una separación o por un divorcio, la custodia de los hijos se convierte en la principal preocupación. Tradicionalmente, a excepción de algunos casos, eran las madres quienes obtenían la custodia exclusiva, relegando el papel del padre a un plano secundario, con un régimen de visitas puntuales.

Miércoles, Septiembre 6th, 2017

A menudo esta situación creaba un distanciamiento entre el padre y los hijos, deteriorando su relación. Hoy en día las cosas han cambiado, y existe una regularización más equitativa en cuanto a la custodia. Es importante saber cuál es el papel del padre en la separación y el divorcio, pero antes que nada, lo primordial es conocer los efectos para los hijos tras la separación o el divorcio de los progenitores.

 

En la última década la tasa de rupturas en España se ha duplicado –se produce una cada cinco minutos– y nueve de cada diez parejas que se rompen tienen hijos menores de edad, según un informe del IPF (Instituto de Política Familiar). Cuando una familia se rompe y los padres se separan o se divorcian empieza un delicado proceso con un gran impacto emocional, sobre todo para los hijos. Pero no hay que olvidar que mantener la relación de pareja solo por ellos puede ser, a la larga, incluso más perjudicial. ¿Cuáles son los efectos para los niños? Dependiendo de las edades habrá que abordar el tema de una forma u otra.

 

Pero lo que es esencial es comunicárselo cuanto antes. Los niños son muy intuitivos y seguro ya habrán percibido que algo pasa. El primer paso es hablar con ellos y explicarles que mamá y papá ya no están juntos, pero que ellos no tienen la culpa de nada y que los dos les querrán igual que siempre.

 

Cuando los hijos son más pequeños tienen menos mecanismos para expresar sus dudas y sus miedos, por lo que es habitual que su malestar se manifieste a través del cuerpo: vómitos, insomnio, dolores estomacales… Si es necesario se recomienda buscar la ayuda a un psicólogo especializado. Responder a todas sus preguntas, siempre positivizando la situación, es básico, como también lo es recalcar que los dos estaréis allí para ellos siempre.

 

Cuando ya son mayores la reacción más frecuente es sentimiento de rabia o culpabilidad, que puede desencadenar depresiones, baja autoestima, episodios agresivos, una bajada en el rendimiento escolar e incluso regresiones a comportamientos más infantiles de lo que corresponde a su edad. Hay que estar muy pendientes y, también en este caso, además de hablar mucho con ellos, buscar ayuda especializada.

 

Estas son las pautas básicas para padres divorciados:

  • Hacer comprender y recalcar a los hijos que no es por su culpa, y que la separación es la mejor manera para que seáis todos más felices.
  • Hacerles saber que siempre estaréis los dos allí y que pueden contar con vosotros siempre.
  • No caer en la sobreprotección o llenar el tiempo que pasas con ellos de actividades o caprichos. Lo que necesitan es rutina, autoridad y seguridad, pues su mundo ya ha cambiado suficiente.
  • No hablar mal de su madre o padre  y actuar siempre en sintonía con la expareja acerca de todo lo que implique a los hijos. En algunos casos se ha llegado a detectar lo que se conoce como SAP (Síndrome Alienación Parental): una serie de estrategias conscientes o inconscientes de uno de los padres para mermar o romper los vínculos del hijo con el otro. Eso solo dañará aún más al pequeño.
  • Si el padre/ madre se traslada a un nuevo hogar en el que vivirán también a tiempo parcial los niños, es recomendable hacerlos partícipes de la decoración de su nueva habitación: elegir los muebles, pintar… Así lo sentirán más suyo y el impacto será menor.
  • Si son adolescentes es probable que se cierren: la forma de conectar con ellos es preguntar por cosas que les interesen como sus películas favoritas, sus amigos…
  • Dejarles claro que el tema de la separación no es tabú y que podéis hablar de la situación tantas veces como sea necesario, respondiendo todas sus dudas.

 

¿Qué derechos y obligaciones tiene el padre divorciado?

Antes que nada hay que tener clara la diferencia entre patria potestad y guardia y custodia.

La patria potestad es el conjunto de derechos y deberes de los padres en relación a los hijos menores de edad. Mientras que la guardia y custodia es vivir, cuidad y asistir a los hijos, y se puede atribuir a uno de los progenitores, a los dos (compartida) o a terceros, cuando los padres no están capacitados. En caso de desacuerdo, cualquiera de los dos progenitores puede acudir al juez, que tendrá en cuenta las declaraciones de los dos, además de las de los hijos si son mayores de 12 años, antes de decidir a quién otorga la custodia.

 

Los padres deben saber que existen diferentes tipos de custodia:

- Custodia monoparental o en exclusividad: es la más común. El juez otorga la custodia a uno de los padres y fija un régimen de visitas al padre o madre no custodio

- Custodia repartida: uno de los progenitores tiene la custodia durante una parte del año y el otro durante la otra (por ejemplo uno durante el periodo escolar y otro durante las vacaciones) o en años alternos. Se puede dar en algunos casos en los que los que los excónyuges viven geográficamente muy distanciados.

- Custodia partida: unos hijos se quedan con el padre y otros con la madre. Ocurre en situaciones muy concretas, cuando hay factores importantes como una relación destructiva de un hijo con un progenitor, la imposibilidad económica de que uno se haga cargo de todos, etc.

- Custodia compartida o conjunta: es la custodia coparental Misma implicación en crianza, tiempo custodia, etc.

 

En caso de conflicto entra la figura del mediador familiar, que trata de poner ambas partes de acuerdo. Si no se logra, entonces acuden a juicio.

 

Derechos y obligaciones del padre/ madre

En el caso de que el padre obtenga la guardia y custodia monoparental tiene unos derechos como son el disfrute de los niños, la toma de decisiones diaria y la administración de sus bienes y su pensión alimenticia, y deberes u obligaciones como alimentar y educar a los mejores, facilitar el cumplimiento del régimen de visitas del otro progenitor e informarle de incidencias importantes que ocurran al menor.

 

Si el padre/madre no tiene la guardia y custodia además de disfrutar del régimen de visitas establecido o acordado, también tiene el derecho de ser informado sobre cuestiones importantes y ejercer la patria potestad a no ser que el juez determine lo contrario. En cuanto a las obligaciones, deberá cumplir con lo acordado en el divorcio (pensión alimenticia, gastos extra…) así como velar por el bienestar y la educación de los hijos.

 

En cualquier caso, pese a las desavenencias que puedan tener los progenitores, es muy importante tratar de gestionar la separación de la forma más amistosa posible para que el impacto emocional en los hijos sea menor.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con un solo clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Babero Nestlé bebéRecibe este regalo de bienvenida
  • cupón descuento Nestlé bebéDisfruta de beneficios y cupones
  • Muestras gratis de papillas para bebéMuestras gratuitas y promociones
  • Programa Educativo de nutrición

Registrarme

También puede interesarte
Valoración del artículo

0 valoraciones