Artículo
Add this post to favorites

La sed es lo primero

La leche materna se vuelve más espesa durante cada toma, adaptándose así para calmar primero la sed de tu bebé, y después su apetito.

1min de lectura Sep. 12, 2016

Cuando el bebé empieza la toma, la primera leche es acuosa, calmando así la sed  del bebé.

 

Durante esa misma toma, el contenido de grasa y energía va aumentando progresivamente, saciando así al bebé.

Aunque el contenido de grasa varía de manera considerable de una madre a otra, en la leche de mitad de la toma su contenido es en general 2-3 veces superior de media que la del inicio de la misma. El contenido total energético de la leche materna es por lo tanto, 25-30 kcal superior al final que al inicio de la toma.