Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compártelo
X

¿Los juguetes tienen sexo? Aprender la igualdad

(0 valoraciones)

“¿Jugamos a las muñecas?”. Al leer esta frase inmediatamente daremos por sentado que la dice una niña, ¿verdad? 

Jueves, Noviembre 30th, 2017

Es más, si nos revelan que en realidad es un niño es muy probable que hagamos un gesto de sorpresa. Y es que arrastramos estereotipos culturales que se reflejan, entre otras cosas, en una discriminación de género en lo que a juguetes se refiere. Nos han educado dándonos a entender que hay juguetes para niños y juguetes para niñas, y prácticamente lo hemos asimilado como lo normal. Por ejemplo: las niñas juegan con casitas y muñecas; los niños, con coches y pelotas. 

¿Juguetes para niños y juguetes para niñas? 

Los roles sociales y familiares han cambiado y siguen cambiando. Poco a poco, no sin muchísimo esfuerzo, se va desdibujando la desigualdad tanto en el trabajo como en casa. Pero lo más importante es que los niños, los futuros adultos, se eduquen en la igualdad desde pequeños. ¿Cómo conseguirlo? Una forma muy efectiva es a través de los juguetes y el juego.

Como se recoge en la guía Juegos y juguetes para la Igualdad editado por Fundación de Mujeres, “los juegos, juguetes y cuentos son instrumentos que socializan, inculcan ideas, creencias, valores sociales, expectativas, necesidades, ofrecen modelos de actuación…”. A través del juego los niños adquieren muchos valores. Y por eso es tan importante empezar a luchar contra la discriminación de género a través de los mismos juguetes y de la relación que establecen niños y niñas con todos ellos. Y, entre otras cosas, apostar por los juguetes sin género o no sexitas.

¿Qué es un juguete sin género o no sexista? 

- Aquel que no reproduce roles sexuales

- El que fomenta el desarrollo de capacidades en igual medida en niños y en niñas

- Que inculca valores independientemente de que sea niño o niña

- El que fomenta valores de igualdad

Consejos para que los padres fomenten la igualdad 

- Ser el ejemplo a seguir: si en casa todas las tareas se reparten de forma equitativa, y no se establecen roles de género, el niño crecerá asimilando esa dinámica como la normal. Hay que tener en cuenta que a partir de los 4 o 5 años los niños ya han interiorizado esos roles, por lo que es importante que se eduquen en la igualdad desde que son pequeños.

- Evitar crear sexismo a través de los juguetes: no se trata de negar a una niña una muñeca o a un niño coches de juguete, pero sí de ofrecer todo tipo de juguetes, independientemente del género al que culturalmente han ido siempre asociados. 

- Fomentar la coeducación: es decir, educar desde la igualdad de valores entre niños y niñas. La coeducación va un paso más allá de la educación mixta, pues lo que pretende es lograr que los niños desarrollen sus habilidades y aptitudes en cualquier aspecto (académico, artístico, deportivo…) independientemente de su sexo, realizando juntos cualquier tipo de actividad y sin ninguna discriminación.

- Animar a que jueguen con niños de otro sexo: ¿quién no ha visto en el recreo o en el parque la clásica división entre niños y niñas, jugando por separado? Busca la forma de hacerlos participar a todos en juegos colectivos.


- No sobreproteger a las niñas: muchos padres ven a las niñas mucho más delicadas, inocentes y vulnerables que los niños. Por eso tienden a protegerlas más. No obstante, esta actitud no hace más que generar una discriminación y alejarlas de la posibilidad de hacer todo lo que el hermano varón sí puede hacer.


- Familia al unísono: los abuelos, tíos y otros familiares, así como algunos amigos, forman parte del círculo cercano de los niños. Por eso es importante que ellos estén también sensibilizados con la educación por la igualdad y respeten las pautas de los padres.


- Extraescolares: a la hora de elegir las extraescolares (que, cuando son pequeños, no dejan de ser un juego) asegúrate de buscar aquellas que no discriminen de antemano niños o niñas según la tipología. Es más, no hagas una preselección, sino que deja que sea tu hijo o tu hija quien, con todas las opciones sobre la mesa, elijan. 


- No reforzar estereotipos femeninos y masculinos: por ejemplo, juegos en los que él es un valiente príncipe y ella una princesa esperando a ser rescatada.

Muñecas y cocinitas para niños…Pero, ¿qué hacer si mi hijo me pide una muñecalos pide? 

Esta es una de las grandes preguntas, y que más preocupa a muchos padres. No obstante, lo que resulta curioso que el hecho de que una niña pida un balón se considere menos conflictivo que el hecho de que un niño pida una muñeca. En cualquier caso, los expertos sugieren actuar con total normalidad, ofreciendo al niño la opción de jugar con muñecas si es lo que desea. Pensar que ceder ante tal petición puede influir en su orientación sexual es un grave error, pues eso depende de muchos y muy complejos factores.
Claro ejemplo de buena praxis es la de este vídeo viral que dio la vuelta al mundo en 2015, en el que un padre defendía el derecho de su hijo de 4 años a elegir una muñeca como regalo con total libertad y apoyando su decisión dio la vuelta al mundo. 

Por suerte cada vez existen más iniciativas que tienen como objetivo la sensibilización ciudadana en la lucha contra la discriminación de género, como la presentada por la Conselleria d’Igualtat i Polítiques Inclusives de la Comunitat Valenciana de la mano de Lambda en 2016. Bajo el lema “El joguet no té gènere” (El juguete no tiene género) tenía como fin combatir los estereotipos sexistas de los juguetes y alejarlos de su catalogación por género. “Con igualdad, ¡juégatela!” es el título de otra de las campañas de sensibilización, en este caso llevada a cabo por la Diputación Provincial de Granada y que constaba de charlas, talleres y otras iniciativas que involucraban tanto a los padres como a los niños. 
Algunos datos hacen pensar que la lucha contra la discriminación de género en relación a los juguetes va viento en popa. Sin ir más lejos la Guía AIJU 2016-2017, elaborada por el Instituto Tecnológico de producto infantil y de ocio, y que ofrece anualmente información detallada de los juegos y juguetes de calidad, revelaba un dato especialmente interesante: aunque el 55% de las niñas sigue prefiriendo el color rosa, el mundo de las princesas y la moda, el resto presenta perfiles con preferencias por el mundo del deporte, lo tecnológico, creadoras o inventoras. 

 

© Fisher-Price  

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con un solo clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Recibe este regalo de bienvenida
  • cupón descuento Nestlé bebéDisfruta de beneficios y cupones
  • Muestras gratuitas y promociones
  • Programa Educativo de nutrición

Registrarme

También puede interesarte
Valoración del artículo

0 valoraciones

Todavía no se ha encontrado
¿Qué estás buscando?

Prueba nuestro nuevo motor inteligente de preguntas. Siempre tendremos algo para ti.