Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compárte
X
hola-bebe-adios-amigos

¡Hola bebé, adiós amigos!

 

Con sólo mirar a mi bebé se me cae la baba: sus enormes ojos abiertos de par en par, sus pies regordetes, su sonrisa angelical... Menos mal, porque requiere mucha dedicación. Ni siquiera tengo tiempo para ir con mi mujer al cine o echar una partida de cartas con los amigos. Aun así, ¡merece la pena ser padre!

Martes, Mayo 10th, 2016

¡Una auténtica revolución! ¿Cómo es posible que un bebé de 55 cm y 4 kilos pueda cambiar tanto la vida de uno? Nunca hubiera imaginado que absorbiera tanto tiempo. Pero de verdad merece la pena: no hay nada como verlo crecer. Y, poco a poco, me organizo para conciliar la familia con mis aficiones. Hay que encontrar el equilibrio. Y no será mi mujer quien diga lo contrario: las salidas en pareja son sagradas.

 

¡Llega el bebé y desaparece mi tiempo libre!

Me he adaptado al ritmo del bebé desde su llegada al mundo y a todos los cambios que comporta: lactancia cada 4 horas, noches con pocas horas de sueño... ¡Estoy agotado! En estos momentos, en mi vida sólo existe el bebé. Adiós a las noches de fútbol con los amigos, a las cañas después del trabajo, a los conciertos y a las cenas románticas... Pero no pasa nada. Sé que es temporal y, además, tengo tantas cosas en la cabeza que no me da tiempo ni a pensar en lo que podría hacer.

 

Mis nuevas (y tranquilas) aficiones

¡Todo ha cambiado desde la llegada del bebé!

Desde que soy padre mi juego favorito es la trompeta en el ombligo. Pongo la boca en el ombligo del bebé y soplo dentro como si fuera una trompeta, moviendo la cabeza de izquierda a derecha. El resultado está asegurado... ¡Mi pequeño se desternilla siempre!

Y, después, tenemos los ratos de mimos, los masajes y las fabulosas sesiones de juegos educativos.

Las noches con mi mujer también han cambiado. Cuando el niño se ha dormido, la rutina suele ser cena, película y cama.

Ni siquiera mis amigos son los mismos. Ahora sólo salgo con papás, y en lugar de ir al restaurante, nos encontramos en el parque mientras las mamás hacen las compras. No parece muy divertido puesto así, pero la verdad es que me encantan todos estos momentos... Y los valoro especialmente porque sé que son pasajeros.

 

Vuelta a la normalidad ...

El niño ha crecido muchísimo. Ahora tengo la situación de ser padre controlada. Él ha encontrado su ritmo y nosotros también. Sus siestas son regulares, mi pareja está más sexy que nunca e incluso tengo tiempo para llevarla al restaurante.

Y, además, hemos encontrado a nuestra canguro, una auténtica perla. Cuando podemos, la llamamos y así podemos salir de juerga con los amigos.

Pronto voy a recuperar también el fútbol el domingo por la mañana y, dentro de pocas semanas, pasaremos el primer fin de semana solos por primera vez en mucho tiempo... Pero nada de filtraciones, ¡es una sorpresa!

 



"¡VENGA, PAPÁ!" “Ahora que mi niño ha crecido y duerme toda la noche, voy a poder dedicar una parte de mi tiempo a las aficiones postergadas. Objetivo: ¡encontrar a una buena canguro para poder jugar a la consola con los amigos o disfrutar de una cena romántica en un restaurante!”

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con un solo clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Babero Nestlé bebéRecibe este regalo de bienvenida
  • cupón descuento Nestlé bebéDisfruta de beneficios y cupones
  • Muestras gratis de papillas para bebéMuestras gratuitas y promociones
  • Programa Educativo de nutrición

Registrarme

También puede interesarte