Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Borrar primer <li> de los stages

Compártelo
X
Aprende

Guía para la alimentación complementaria

Tu guía para comenzar a darle a tu bebé la alimentación complementaria

Felicidades por alcanzar este emocionante hito y diviértete dándole a tu bebé sus primeros alimentos. Comenzar a darle a tu bebé alimentos diferentes a la leche es un nuevo y emocionante paso en su desarrollo alimenticio, pero a menudo viene acompañado de muchas preguntas. Quizá te estés preguntando cuáles son los primeros alimentos sólidos que se recomiendan, cómo saber si tu bebé está listo y cómo comenzar realmente. Las pautas que se encuentran a continuación te ayudarán a lo largo de esta fase.

 

Nutrición completa para pequeñas barrigas

Después de los seis meses de edad, los bebés necesitan alimentos adicionales junto con la leche materna para fomentar su crecimiento y desarrollo. Ya que su estómago aún es pequeño, esos alimentos deben contener un alto grado de nutrición. El hierro es uno de los nutrientes importantes que los bebés necesitan a esta edad, por lo que los primeros alimentos que introduzcas deberán ser ricos en hierro. La carne es una fuente magnífica de hierro y se recomienda como uno de los primeros alimentos de tu niño(a).

Los cereales infantiles también ofrecen una nutrición completa para pequeñas barrigas. Están elaborados para brindar nutrientes esenciales en una pequeña porción, lo que es perfecto para una las pequeñas barrigas que no pueden contener mucho alimento a la vez. Los cereales infantiles son fáciles de digerir y están enriquecidos con hierro, lo que los hace una buena opción para las primeras cucharadas de los nuevos alimentos. Comienza con una consistencia más diluida y luego pasa a una textura más espesa conforme tu bebé se acostumbra a comer con una cuchara. Esto te ayuda a seguir el ritmo de sus habilidades alimenticias en desarrollo. Introducir nuevas texturas y sabores en el momento adecuado es una parte importante del establecimiento de hábitos alimenticios saludables para toda la vida.

 

¿Cómo puedo saber si está listo?

Los bebés pequeños aún no han desarrollado las habilidades necesarias para mover los alimentos sólidos dentro de su boca y tragar satisfactoriamente; una vez que tu bebé cumpla los 6 meses de edad, habrá desarrollado las habilidades motrices necesarias para sentarse mientras come, tomar los alimentos con una cuchara y voltear la cabeza cuando esté satisfecho.

 

Observa los siguientes hitos:

  • Se sienta sin ayuda porque ya tiene el control de la parte superior de su cuerpo.
  • Voltea la cabeza a la derecha o a la izquierda.
  • Mueve la lengua hacia adelante y hacia atrás de manera rítmica cuando colocas una cuchara pequeña sobre sus labios. Esto le permite tomar la comida y tragarla. Quizá tarde unos días en acostumbrarse a comer con una cuchara, ¡pero aprenderá rápido!

 

ES BUENO SABERLO

Siempre es una buena idea hablar con tu pediatra acerca de cómo comenzar a darle a tu bebé alimentos sólidos alrededor de su visita de los 6 meses.

 

Cómo obtener una buena nutrición

Los bebés pequeños crecen rápidamente y tienen necesidades nutricionales específicas. Los cereales infantiles enriquecidos ofrecen una mezcla de vitaminas B, zinc, calcio, hierro y vitamina E; todos estos nutrientes son clave para su rápido crecimiento. La nutrición de los cereales ricos en hierro puede ser una parte importante de la dieta de tu bebé hasta los dos años de edad.

 

Cómo prepararlo todo para su primera cucharada

He aquí algunos consejos para preparar a tu bebé para su primera cucharada.

  • Amamántalo primero, para que no esté irritado ni demasiado hambriento.
  • Tómate tu tiempo. Elige un momento del día en el que no tengas prisa.
  • Elige la cuchara adecuada. Utiliza una cuchara pequeña de tamaño adecuado para bebés que esté recubierta para proteger las encías delicadas de tu bebé.
  • Siéntalo en un asiento infantil vertical o en una silla alta, y asegúrate de que su cabeza esté derecha, no inclinada hacia atrás.
  • Permítele que explore. Déjale que toque los alimentos y se familiarice con la textura. Permítele que explore la textura y el olor de la comida. ¡Esto es divertido y desordenado al mismo tiempo! No pierdas tu sentido del humor y ten la cámara a la mano para tomar fotografías.
  • ¡Primera cucharada! Siéntate enfrente de tu bebé y sostén la media cucharada de comida a unos 30 cm (12 pulgadas) de distancia de su rostro. Atrae su atención y coloca la cuchara junto a su boca. Para el primer bocado, trata de poner una pizca de comida en su labio. Si acepta esa primera cucharada, coloca el siguiente bocado dentro de su boca cuando la abra. Alimenta a tu bebé tan despacio o tan rápido como él quiera y siempre observa las señales de satisfacción. ¡Lo importante es la experiencia!
  • Vuelve a intentarlo una y otra vez. Que no te sorprenda si el primer bocado de tu bebé vuelve a salir de su boca de inmediato. Es un reflejo natural. Si a tu bebé no parece gustarle esta experiencia, deja de intentarlo por ahora y vuelve a intentarlo más adelante.

 

ES BUENO SABERLO

La leche materna sigue siendo la principal fuente de alimentación de tu bebé. Este es el momento para presentarle a tu bebé nuevos sabores y texturas; es un momento para explorar.

Consejos para introducir cereales infantiles enriquecidos con hierro

  • Comienza a introducir cereales sin gluten como el arroz y el maíz. Empieza con una pequeña cantidad y si ves que le sienta bien, ve aumentándola progresivamente . A partir de los 6 meses también puedes introducir poco a poco los cereales con gluten como el trigo, avena, cebada. Mézclalos con los cereales sin gluten e introdúcelos en una pequeña cantidad inicialmente y según la tolerancia podrás darle más.
  • Cuando comiences a darle cereales, es recomendable prepararlos con la leche que le des habitualmente a tu bebé. Prepara las papillas de cereales con una consistencia más espesa una vez que sientas que tu bebé ya está dominando la textura menos espesa.
  • Prepara solamente la cantidad que pienses que va a tomar. No guardes la papilla de cereales preparada, ya que hay más riesgo de contaminación.

 

CONSEJO PRINCIPAL

Esperar tres días antes de introducir otro alimento te permite detectar cualquier señal de intolerancia o alergia. Si sospechas que se ha producido una reacción, deja de darle a tu bebé el nuevo alimento y habla con tu pediatra.

 

Un día en la dieta de tu bebé de 6 a 7 meses de edad

Este día muestra la alimentación para ayudar a satisfacer las necesidades nutricionales de tu bebé de 6 a 7 meses de edad. Tu bebé podría comer más o menos, de modo que siempre debes obedecer a sus señales de hambre y satisfacción.

 

Alimentos que debes dejar para después

Darle a tu bebé ciertos alimentos, como bebidas azucaradas, patatas fritas o galletas, que podrían ser agradables para tu pequeño, pero que nutricionalmente, no aportan mucho. Los bebés necesitan alimentos ricos en nutrientes que les proporcionen nutrientes importantes en relación con la cantidad de calorías adecuada para su edad.

 

No añadas sal ni azúcar en los purés de tu bebé

En estos primeros años de vida establecen hábitos y preferencias alimentarias que pueden ser difíciles de modificar más adelante. Los bebés aun no tienen preferencias claras hacia lo dulce o lo salado. Si desde pequeños se acostumbran a estos sabores, a la larga puede ser difícil cambiarlo.

 

Deja la leche de vaca para más adelante

La Organización Mundial de la Salud recomienda que a los niños se les alimente con leche materna de manera exclusiva hasta los 6 meses, y junto con otros alimentos hasta los dos años de vida. En caso de que esta no sea posible, tu profesional de la salud te indicará la fórmula más adecuada para tu bebé.

 

No le des a tu bebé miel de abeja

La miel de abeja puede contener esporas botulínicas y causar problemas graves de salud. Incluso en pequeñas cantidades, la miel puede ser nociva para los bebés menores de 24 meses de edad. En el caso de los productos destinados a la alimentación infantil, como las papillas, la miel que contienen está tratada y por tanto la pueden tomar.

 

Adapta las texturas a tu bebé

Tu bebé puede comenzar con alimentos hechos puré con consistencia fina, luego puede pasar a texturas más espesas y más adelante podrás darle trocitos blandos de comida. Puedes probar a darle algún trozo de algún alimento, pero siempre bajo tu supervisión.

¿Ha sido útil este artículo?
  • Insuficiente
  • Suficiente
  • Normal
  • Bien
  • Muy bien

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con un solo clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.


¿Qué estás buscando?

Prueba nuestro buscador avanzado.
¡Siempre tendremos algo para ti!