Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Los superalimentos del bebé

Los Superalimentos del bebé

La leche materna es la mejor para tu bebé. No solo ayuda a su desarrollo y crecimiento, sino que también ayuda a protegerlo de infecciones y virus. Conoce los cuatro ingredientes “mágicos” con poderes especiales que hacen algo más que alimentar a tu pequeño.
anticuerpos
gota de leche con oligosacáridos

1. Anticuerpos

La leche materna que produces durante los primeros días después del nacimiento (calostro), contiene un gran número de anticuerpos. Tu bebé recibirá todos los beneficios de estas células cada vez que lo amamantes que lo ayudarán a combatir varios tipos de infecciones.

2. Oligosacáridos o HMo's

Son el último descubrimiento científico, los protectores de la madre naturaleza (el arma secreta de la naturaleza). Los compuestos bioactivos especiales llamados HMOs (oligosacáridos de la leche humana) solo se encuentran en la leche materna y proporcionan algunas de sus primeras defensas intestinales.
bacterias amigas en la leche materna
comparativa de leche materna y de vaca

3. Probióticos

Los probióticos son bacterias amigas que se encuentran en la leche materna y que pueden ayudar equilibrando las bacterias de su intestino. La leche materna contiene de forma natural distintos tipos probióticos, es decir, de bacterias amigas. Los científicos han descubierto que los bebés amamantados tienden a tener un gran número de probióticos en su intestino.

4. Proteínas

La leche materna está compuesta por proteínas de alta calidad, principalmente las proteínas séricas. La cantidad de proteínas disminuye durante los primeros seis meses y está diseñada para el crecimiento y desarrollo adecuado de un lactante.
anticuerpos

1. Anticuerpos

La leche materna que produces durante los primeros días después del nacimiento (calostro), contiene un gran número de anticuerpos. Tu bebé recibirá todos los beneficios de estas células cada vez que lo amamantes que lo ayudarán a combatir varios tipos de infecciones.
gota de leche con oligosacáridos

2. Oligosacáridos o HMo's

Son el último descubrimiento científico, los protectores de la madre naturaleza (el arma secreta de la naturaleza). Los compuestos bioactivos especiales llamados HMOs (oligosacáridos de la leche humana) solo se encuentran en la leche materna y proporcionan algunas de sus primeras defensas intestinales.
bacterias amigas en la leche materna

3. Probióticos

Los probióticos son bacterias amigas que se encuentran en la leche materna y que pueden ayudar equilibrando las bacterias de su intestino. La leche materna contiene de forma natural distintos tipos probióticos, es decir, de bacterias amigas. Los científicos han descubierto que los bebés amamantados tienden a tener un gran número de probióticos en su intestino.
comparativa de leche materna y de vaca

4. Proteínas

La leche materna está compuesta por proteínas de alta calidad, principalmente las proteínas séricas. La cantidad de proteínas disminuye durante los primeros seis meses y está diseñada para el crecimiento y desarrollo adecuado de un lactante.
Bebé protegido por HMO
Los científicos también han descubierto que los beneficios de la lactancia no se acaban en la infancia. Los adultos amamantados cuando eran bebés parece que son menos propensos a desarrollar ciertos problemas de salud.

Es increíble pensar que como mamá tendrás el poder de influir en la salud de tu bebé, no solo en su presente sino en su futuro. Amamantar a tu bebé significa prepararlo para un futuro mejor.
Descubre cómo la alimentación durante los 1.000 primeros días de tu bebé influirá en su salud futura.

https: //www.nestlebebe.es/mil-primeros-dias
NOTA IMPORTANTE
La lactancia materna es la mejor alimentación para el bebé, ya que la leche materna le proporciona una dieta equilibrada ideal y le protege frente a las enfermedades, aportando además muchos beneficios no nutricionales para el bebé y la madre. Te recomendamos que consultes con un profesional de la salud cuando vayas a decidir sobre el tipo de alimentación de tu bebé. También deberías solicitar consejo al profesional de la salud para prepararte para la lactancia materna y para el mantenimiento de la misma. Si te decides por la lactancia materna, es importante que realices una dieta equilibrada y saludable. Los preparados para lactantes están destinados para reemplazar a la leche materna cuando las madres han decidido no dar el pecho o si, por algún motivo, no pueden darlo. La decisión de no amamantar o de introducir una alimentación parcial con biberón reducirá la cantidad de leche materna.
Si, por cualquier motivo, decides no dar el pecho, recuerda que será difícil cambiar tu decisión. El uso de preparados para lactantes tiene implicaciones sociales y económicas que se deben considerar. Los preparados para lactantes deberán prepararse, utilizarse y almacenarse siempre tal como se indica en la etiqueta para evitar riesgos para la salud del bebé.