Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Los oligosacáridos de le leche materna

Los HMOs de la leche materna

 
Los científicos han descifrado recientemente el código de uno de los mayores misterios de la leche materna.

Conocían unos ingredientes llamados Oligosacáridos de la leche materna (o HMO por sus siglas en inglés “Human Milk Oligosaccharides”), pero desconocían por completo su función. Hasta ahora. Las investigaciones han demostrado que la madre naturaleza ha creado una protección perfecta contra infecciones en cada gota de leche materna.
 

¿Qué son los Oligosacáridos?

 
Compuestos bioactivos específicos que solo se encuentran en la leche materna.
El tercer mayor compuesto de la leche materna, sin incluir el agua.
No son una fuente de calorías o de nutrición, los HMO desempeñan una función clave en el desarrollo del sistema inmunitario de tu bebé.
Entre los cientos de oligosacáridos de la leche materna, uno en particular destaca como el más común, y otros dos constituyen casi el 40 % de los HMO.
Oligosacáridos protegiendo a bebé
 

Oligosacáridos y beneficios para el bebé

 
Los HMO ayudan al frágil sistema inmunitario de tu bebé. Entre el 70 % y el 80 % del sistema inmunitario de tu bebé está en su intestino y aquí es donde los HMO hacen la mayor parte de su trabajo.
Los HMO promueven el crecimiento de las bacterias amigas del intestino de tu bebé, como las bífidobacterias. Se lo ponen difícil a las bacterias dañinas para que crezcan
Los HMO son inteligentes. Pueden engañar a ciertas bacterias dañinas que entran en su cuerpo para que no causen ningún daño.
 

Los oligosacáridos, último descubrimiento científico, los protectores de la madre naturaleza.

 
Descubre cómo la alimentación durante los 1.000 primeros días de tu bebé influirá en su salud futura.

https: //www.nestlebebe.es/mil-primeros-dias
 
NOTA IMPORTANTE
La lactancia materna es la mejor alimentación para el bebé, ya que la leche materna le proporciona una dieta equilibrada ideal y le protege frente a las enfermedades, aportando además muchos beneficios no nutricionales para el bebé y la madre. Te recomendamos que consultes con un profesional de la salud cuando vayas a decidir sobre el tipo de alimentación de tu bebé. También deberías solicitar consejo al profesional de la salud para prepararte para la lactancia materna y para el mantenimiento de la misma. Si te decides por la lactancia materna, es importante que realices una dieta equilibrada y saludable. Los preparados para lactantes están destinados para reemplazar a la leche materna cuando las madres han decidido no dar el pecho o si, por algún motivo, no pueden darlo. La decisión de no amamantar o de introducir una alimentación parcial con biberón reducirá la cantidad de leche materna.
Si, por cualquier motivo, decides no dar el pecho, recuerda que será difícil cambiar tu decisión. El uso de preparados para lactantes tiene implicaciones sociales y económicas que se deben considerar. Los preparados para lactantes deberán prepararse, utilizarse y almacenarse siempre tal como se indica en la etiqueta para evitar riesgos para la salud del bebé.