Etapa del bebé 0-4 meses
Programa Educativo de Nutrición
Add this post to favorites

Lactancia materna para madres primerizas

-
3min de lectura Oct. 11, 2019

PARTE 3: Cómo dar el pecho, posturas para la lactancia

Muchas madres primerizas se preguntan cómo dar el pecho para alimentar correctamente a su bebé. Estas posturas para la lactancia de probada eficacia podrán ayudaros a relajaros y a conseguir un Infografía mostrando cómo dar el pecho

Infografía mostrando cómo dar el pecho Infografía mostrando cómo dar el pecho

Infografía mostrando cómo dar el pecho Infografía mostrando cómo dar el pecho

Infografía mostrando cómo dar el pecho Infografía mostrando cómo dar el pecho

Postura de lactancia de cuna

Colócate. Sujeta al bebé con su cabeza en tu antebrazo (mismo lado del pecho del que va a mamar). En esta postura de lactancia, su cabeza debe descansar cómodamente sobre la hendidura de tu brazo, con su cuerpo contra el tuyo. También podrás colocarte un cojín en el regazo si prefieres tener un apoyo. Pero no dejes que el bebé duerma en el cojín sin supervisión, aunque solo sean unos minutos, porque corres el riesgo de que se ahogue.
Ideal para: Todas las situaciones.

Postura para dar el pecho de cuna cruzada

Colócate. Es similar a la posición de cuna pero ofrece un apoyo para el agarre del bebé al pezón. Sujetas a tu bebé con el brazo contrario al pecho que estás dando y aguantas su cabeza con la mano.
Ideal para: Todas las situaciones, pero especialmente útil para la lactancia temprana y para los bebés con un agarre débil al principio. También es buena para las madres que han tenido una cesárea, puesto que se sentirán más cómodas sentadas con el apoyo de un cojín.

Postura para dar el pecho acostada de lado

Colócate. Recuéstate de lado mirando al bebé y sujétalo con una mano. Agarra tu pecho con la otra y roza tu pezón con los labios del bebé. Cuando se haya producido el agarre del bebé al pezón, sujétalo con tu antebrazo mientras te aguantas la cabeza con la otra mano.
Ideal para: Todas las situaciones, pero especialmente útil para las mamás que se sienten cansadas o han tenido una cesárea. Puede resultarles más cómoda mientras están cicatrizando.

Postura de lactancia de balón de rugby

Colócate. Pon al bebé en tu costado y aguántale la cabeza con tu antebrazo. Su cabeza debe estar a la altura de tu pezón y podrás sujetarla con la palma de la mano. Tal vez quieras colocar un cojín sobre tu regazo durante la toma para estar más cómoda.
Ideal para: Todas las situaciones, pero especialmente para los bebés nacidos por cesárea, las mamás con pechos grandes o pezones planos/invertidos, o las mamás con un fuerte reflejo de bajada (cuando la leche te rebosa del pecho y sale incluso antes de que el bebé esté enganchado).