Etapa del bebé 0-4 meses
Artículo
Add this post to favorites

Los siguientes pasos en la aventura del bebé con los alimentos sólidos

Ahora que has introducido nuevos sabores y texturas en la dieta de tu bebé, puedes comenzar a ampliar sus papilas gustativas aún más ofreciéndole una variedad de alimentos sólidos saludables.

2min de lectura Oct. 14, 2020
  • Deja que sea tu bebé quien marque el ritmo. Cada niño es diferente. Irás viendo qué es lo que funciona mejor para tu pequeño explorador de alimentos.
  • Prueba a ofrecerle diferentes texturas y sabores para ampliar los gustos de tu bebé.
  • Cocina los mismos ingredientes de diferentes formas para ver cuál le gusta más.
  • El bebé hace lo que ve que hacen los demás, por eso tienes que ser un buen modelo a seguir y dejar que el bebé participe en las comidas familiares. Verte a ti despertará la curiosidad del niño y le animará a copiarte y a unirse a ti.
  • Cuidado con las alergias. Algunos desencadenantes comunes son: el apio, los cereales con gluten, la leche de vaca, los crustáceos (gambas, langostinos), los huevos, el pescado, los frutos secos, los altramuces, las semillas de sésamo, la soja y los sulfitos. Sigue leyendo para conocer qué debes tener en cuenta en lo que se refiere a las alergias y las intolerancias alimentarias.
  • La variedad es la clave. Céntrate en los principales grupos de alimentos: lácteos (siempre enteros y pasteurizados), cereales y almidones (arroz, pasta, patatas), proteínas (carne, pescado, huevos) y legumbres. También los frutos secos (triturados, molidos o en cremas para untar), frutas y verduras (frescas, congeladas o en conserva, pero sin azúcar ni sal añadida).
  • ¡No te rindas! Es probable que tengas que ofrecer al bebé un alimento nuevo o una textura nueva hasta ocho veces para que comience a gustarle.
  • Intenta evitar los alimentos con alto contenido en sal y azúcar, con alto contenido en grasas saturadas, alimentos bajos en grasa y el marisco crudo; el tiburón, el pez espada/emperador, el atún rojo y lucio (por el alto contenido en mercurio), los frutos secos enteros (por el riesgo de atragantamiento), la miel (por la posibilidad de que contenga bacterias).
  • Ofrécele agua con todas las comidas y con los tentempiés entre horas. Y, recuerda, la leche materna o una fórmula infantil y el agua son las únicas bebidas que los bebés necesitan a esta edad.