Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Compárte
X
¿Cómo hacer frente a una alergia alimentaria?

¿Cómo hacer frente a una alergia alimentaria?

(0 valoraciones)

Cada vez hay más bebés intolerantes o alérgicos a un alimento a mi alrededor. ¿Qué puedo hacer para minimizar los riesgos de mi hijo?

Jueves, Mayo 5th, 2016

Alergias alimentarias en bebés

Cifras en mano, las intolerancias y alergias alimentarias se desarrollan de manera exponencial, incluso en los lactantes. Si bien las causas son complejas y se deben a múltiples factores, el fenómeno está, en sí mismo, perfectamente identificado: el contacto del organismo con una substancia que no "reconoce" y que activa su sistema de defensa para eliminar al intruso. A pesar de los múltiples síntomas, sólo hay una solución: la restricción. Es decir, desterrar el ingrediente en cuestión del plato del bebé.
Otro hecho científicamente probado (y que, cuanto menos, resulta tranquilizante), es que ofrecer una alimentación diversificada de forma progresiva y metódica contribuye a reducir los riesgos de alergia en los niños. Es bueno saberlo, ¿no crees?
Respuestas a las principales preguntas que podrías plantearte sobre el tema.

 

¿Contribuye la lactancia materna a prevenir la alergia alimentaria del bebé?

Por lo general, la lactancia materna permite prevenir los riesgos de alergias alimentarias.
En familias "de riesgo", en las que haya antecedentes alérgicos (padre, madre...) y en especial alergias a las proteínas de la leche de vaca, la lactancia materna es incluso más recomendable, y la alimentación de la madre debería ser limitada en productos lácteos u otros alimentos alergénicos según la opinión del médico. Lo ideal es dar el pecho al bebé durante los primeros 6 meses. Desde un punto de vista inmunitario, la lactancia materna aumenta las resistencias del bebé y la eficacia de la maduración de su sistema intestinal. Tras la lactancia materna, lo esencial es iniciar muy progresivamente su diversificación alimentaria.

 

¿Cuáles son los síntomas de los bebés alérgicos a alimentos?

Según el alimento de que se trate, los síntomas que hay que controlar son vómitos, diarreas, dolores abdominales, crisis de urticaria, pequeños edemas en labios y lengua (o angioedema en casos graves), eczemas, asma e infecciones otorrinolaringológicas repetidas. También hay que resaltar una fuerte caída de la curva de crecimiento del bebé, hecho que puede controlarse mediante un seguimiento de su cartilla sanitaria.

 

¿Cuáles son los principales agentes alergénicos?

Desde la diversificación alimentaria hasta los 3 años.

Los 4 agentes alergénicos principales son:

  1. El huevo
  2. El gluten
  3. El cacahuete 
  4. La proteína de leche.

Los síntomas son los mismos, igual que la solución: la restricción total.

 

El huevo

Es sobre todo la clara la que se relaciona a menudo con las alergias. Se desaconseja introducirla en la alimentación del bebé antes del primer año de vida. En cuanto a la yema, puede introducirse a partir de los 8 meses. Si se identifica una alergia al huevo en el bebé, conviene saber que numerosos productos alimenticios se elaboran a base de preparados industriales que contienen huevos. Consulta siempre las etiquetas y los ingredientes de las recetas. ¡Ándate con ojo!

 

El gluten

Es una proteína que se encuentra en los cereales, como el centeno, la avena, el trigo (y sus pequeños amigos el trigo candeal, el trigo kamut y la espelta) y la cebada. Cuando se diagnostica una alergia al gluten del bebé, hay que huir de cualquier producto derivado de estos cereales. Por suerte, la reglamentación actual precisa que la presencia de gluten se indique en todos los preparados que lo incluyan. Los preparados para lactantes (antes de los 4-6 meses) no contienen gluten, que se puede ir introduciendo progresivamente a partir de los 6 meses.

 

El cacahuete

Sí, has leído bien, el cacahuete. Al igual que el huevo y el gluten, el cacahuete está presente en numerosos preparados industriales que no son para niños. ¡Consulta todas las etiquetas para localizar la más mínima presencia y alejar la alergia al gluten en tu bebé!

 

Las proteínas de leche

La alergia a las proteínas de la leche de vaca es una alergia frecuente, sobre todo en lactantes. El pediatra indiacará en ese caso, cual es la formula que debería tomar.

Otras categorías de ingredientes potencialmente alergénicos :

  • Frutos secos (cacahuetes, avellanas, pistachos, almendras, nueces...),
  • Frutas exóticas (kiwi, lichi, mango...),
  • Granos (sésamo...),
  • Proteínas modificadas (soja texturizada, surimi de pescado...)
  • Aditivos alimenticios proteicos variados (alfa-amilasa, carmín de cochinilla, caseinatos, gomas vegetales...),
  • Legumbres (habas, alubias, guisantes, garbanzos, soja...),
  • Algunas hierbas (anís, angélica, zanahoria, perifollo, cilantro, comino, hinojo, perejil...),
  • Rosáceas (fresa, frambuesa, manzana, pera…),
  • Grupo " látex (plátano, aguacate, castaña...).

Si lo he entendido bien, una buena diversificación minimiza los riesgos de alergias alimentarias ... Entonces concretamente, ¿qué debo hacer?

Se trata de introducir los alimentos progresivamente y según las normas definidas por tu pediatra. La diversificación se inicia entre los 4 y 6 meses y conviene no añadir más de un ingrediente nuevo cada vez. Por motivos de alergia, algunos pediatras recomiendan incluso introducir un solo alimento nuevo por semana.

Importante:

  • Evita la introducción de los cereales con gluten antes de los 4 meses y después de los 7 meses. Sin embargo, se pueden introducir cereales sin gluten a partir de los 4 meses.
  • Hasta los 12 meses, evita los alimentos más alergénicos (especialmente el cacahuete, la clara de huevo, la avellana, la almendra, los guisantes, el apio, algunas frutas exóticas, el marisco, la mostaza, las especias...).
  • Las frutas y verduras deben cocerse siempre (antes de reducirlas a puré o compota), ya que la cocción disminuye su potencial alergénico.

¿Quién puede diagnosticar una alergia?

En un primer momento, tu pediatra puede ordenarte un análisis de sangre específico. A continuación, se recomienda visitar a un alergólogo. Existen también alergólogos infantiles, especializados en alergias en niños.

¿Cómo acabar con las alergias?

No existe ningún tratamiento a base de medicamentos para curar una alergia alimentaria. El protocolo consiste en reintroducir progresivamente el alimento alergénico y proceder a una desensibilización progresiva bajo control médico.

¡Adiós alergias!
Si tu médico le ha diagnosticado una alergia o una intolerancia a tu bebé, debes saber que, en el 80% de los casos, la alergia desaparece a partir de los 3 años. El panorama está más claro ahora, ¿no?

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con un solo clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Obtén cupones de descuento para disfrutar con tu peque
  • Muestras gratuitas y promociones para tu peque
  • Información personalizada sobre el crecimiento de tu peque
  • Programa nutricional 1000 primeros días ¡Descúbrelo!

Registrarme

También puede interesarte
Valoración del artículo

0 valoraciones