Personalizar el contenido

Haz tu compra online aquí
Mi bebé en meses:
A partir de # meses

Inscríbete para guardar la edad de tu hijo(a).

 

Nuestro compromiso con la calidad

La alimentación para bebés debe cumplir, naturalmente, con ciertos requisitos de calidad. España cuenta con una legislación particularmente estricta al respecto, consagrada en la ley de Seguridad Alimentaria. Nuestros estándares son, sin embargo, aún más elevados.

Máxima seguridad

Para los más pequeños solo lo mejor: este sencillo principio es el que nos guía al comprar las materias primas. Fruta y verdura madura y de calidad, leche y carne de granjas certificadas: este es el secreto de nuestros productos.

En materia de calidad, Nestlé marca la pauta a seguir en todo el mundo. En alimentación infantil, la seguridad y la ausencia de sustancias nocivas son la máxima prioridad. Nuestro objetivo es muy sencillo: queremos crear productos inocuos para la salud y de alta calidad para alimentar de forma segura a los bebés.

La alta calidad, sin embargo, no depende solo de una fase de producción rigurosa. Se necesita también un plan, en el que se examinen a fondo todos los pasos del proceso de producción para intentar mejorarlos. Y, evidentemente, también es importante la selección de las materias primas.

Nuestro sistema de control de calidad empieza muy pronto. Los controles comienzan con la selección de zonas de cultivo y pastos seguros y terminan con los tarritos ya listos para distribuir. Solo así podemos garantizar una calidad que supere ampliamente las duras normativas en vigor en materia de alimentación. Y, de este modo, podemos ofrecer a padres y bebés un amplio surtido de productos en el que pueden confiar plenamente.

Descubre en estas páginas por qué nuestros productos de alimentación infantil son tan seguros:

  •     Alta calidad de las materias primas
  •     Procesamiento riguroso
  •     Calidad controlada

De la mano de los mejores expertos

Desarrollar la receta óptima no es tarea fácil, y es imposible hacerlo sin ayuda. Por este motivo, nuestros expertos trabajan codo con codo con investigadores, nutricionistas y médicos.

Las mamás pueden tener la tranquilidad de que nuestros productos se elaboran con las tecnologías de investigación más modernas, una filosofía siempre muy presente en Nestlé. Además de los nutricionistas más cualificados, los pediatras son los grandes responsables de este cometido. Sus conocimientos son fundamentales para una buena investigación de base.

Uno de los campos de investigación, por ejemplo, es la digestión y el metabolismo de los bebés y los niños pequeños. Otro de los ámbitos de trabajo tiene que ver con las causas de las alergias. Nuestro objetivo es determinar las necesidades nutricionales de los pequeños en función de la edad, las enfermedades o el riesgo de alergias. También trabajamos para comprender mejor los secretos de la leche materna, sobre todo para averiguar por qué es tan especial y tratar de aplicar los conocimientos sobre su composición.

Con la información que obtenemos, mejoramos los productos en el mercado y desarrollamos nuevos productos. En todos los casos, la preocupación es siempre la misma: saber qué ingredientes y métodos de producción pueden resultar más útiles para ofrecer las máximas garantías de calidad y seguridad.

Este trabajo no solo tiene lugar en el centro de investigación de Lausana, sino que se complementa con la labor de una red internacional de centros de desarrollo de productos Nestlé, repartidos por los cinco continentes. Por tanto, el proceso de investigación integra resultados obtenidos en todos los rincones del mundo y los aplica posteriormente a nuestros productos.

Más allá del país en el que trabajen nuestros profesionales o de las tareas que lleven a cabo, todos nos sentimos comprometidos con una misma misión: trabajar juntos por el noble objetivo de ofrecer a los niños la mejor forma de empezar bien en la vida.

Las madres, las auténticas expertas

Aprender de las madres: las madres son las auténticas expertas. Conocen perfectamente las necesidades de sus pequeños y saben lo que les gusta. Nosotros valoramos su opinión.

Las madres son las mejores expertas en bebés. Por ello, en Nestlé contamos con su opinión desde la fase de desarrollo de nuestros productos de alimentación. Con asiduidad realizamos estudios para conocer con detalle los deseos y necesidades de las madres. Estos estudios se cruzan con los resultados de investigaciones científicas para confirmar los aspectos más importantes en los productos de nutrición infantil.

Además, en nuestros centros llevamos a cabo pruebas de productos con frecuencia, a veces cada semana, con madres de la zona. Ellas prueban todos los productos Nestlé. Después, se valoran y analizan los resultados para seguir mejorando los productos.
 

 
Imprimir
Compartir

Compartir

Compartir en Twitter

Compartir en Facebook

Compartir en Blogger

Enviar por correo electrónico