Estoy embarazada, ¿puedo seguir haciendo el amor?

Durante el embarazo, el cuerpo cambia… y también la sexualidad. Es natural que surjan preguntas. Pero, contrariamente a lo que se cree, no hay que desterrar las relaciones sexuales durante estos nueve meses. ¡Al contrario! ¡Da rienda suelta a los mimos!

enceinte, puis-je encore faire l’amour ?
 
 

El bebé lo ve todo, y puede que el pene de su papá lo toque

FALSO. A menudo el futuro papá teme "molestar" al bebé en su nido, o incluso herirlo o aplastarlo durante el acto sexual. No te preocupes: el bebé está totalmente aislado del mundo exterior gracias a la placenta y al líquido amniótico que hacen las veces de amortiguadores. La intimidad de la pareja está completamente asegurada: el bebé no ve nada, en cambio, goza de la sensación de placer que experimenta su mamá, y de los movimientos que lo mecen…

El orgasmo puede desencadenar las contracciones

FALSO. Si el embarazo es normal, las relaciones sexuales no pueden provocar un parto prematuro. En realidad, las contracciones del orgasmo y las del parto son muy distintas. Cierto es que a veces se dice que una relación sexual puede desencadenar el parto cuando se está fuera de cuentas. ¡Pero no hay ningún estudio científico que haya presentado la prueba irrefutable todavía!

Por lo que respecta a la creatividad: ¿qué postura es mejor para hacer el amor?

Olvídate del misionero, ¡por tu orondo vientre! Optad por posturas más cómodas para ti y tu pareja. Y no os olvidéis de las caricias, ¡una buena alternativa en caso de quedarse en blanco!
 
Imprimir
Compartir

Compartir

Compartir en Twitter

Compartir en Facebook

Compartir en Blogger

Enviar por correo electrónico