Personalizar el contenido

Haz tu compra online aquí

Mi bebé en meses:
A partir de # meses

Inscríbete para guardar la edad de tu hijo(a).

 

El bebé llora: ¿qué puedo hacer?

Cuando nació, su llanto me llenaba de felicidad. Pero de vuelta a casa, me preocupa su gama de llantos diferentes, que van desde el simple gemido a los gritos. Me siento un poco desamparada e impotente, no siempre entiendo lo que quiere decirme.

El bebé llora: ¿qué puedo hacer?
 
 
El chupete: ¿es una buena o una mala idea?
Si es la única solución para calmarlo, no le prives de él. Pero el chupete no debe convertirse en un reflejo o en la solución fácil. Cuando el bebé llora, intenta calmarlo primero con un cariño o algunas palabras antes de darle el "chupe".

Pero mientras tanto podrán ayudarte algunas observaciones de simple sentido común: el llanto de tu bebé no será por motivos muy graves si se calma tan pronto como lo coges en brazos y vuelve a empezar en cuanto lo vuelves a acostar. Evidentemente, si eso le ocurre las 24 horas del día, puede convertirse en un problema y habrá que explicárselo: "Cariño, mamá te va a dejar un ratito en la cuna aunque llores un poco porque tiene que ducharse. Verás que bien va a oler después, y así podremos salir a dar un paseo los dos juntos".

En los primeros meses, el bebé llora también cuando tiene cólicos: los dolores de barriga parecen importantes de verdad y no siempre resultan fáciles de calmar, ni siquiera en brazos.

Algunos trucos para calmarlo (y calmarse)

Cuando el bebé se pone a llorar, el primer reflejo consiste en intentar encontrar la razón para así poder calmarlo. Pero claro, eso no siempre es fácil. Dale un repaso a los posibles problemas e intenta las diferentes soluciones: un poco de mimo, una siesta, su peluche preferido, etc. ¿Y si no funciona nada de eso?

No te asustes y no te quedes sola en casa con tu bebé: ¡sal! Tanto el carrito de paseo como el coche tienen un increíble efecto calmante sobre los recién nacidos.

¡Y no te olvides del papá ! Aunque al volver del trabajo esté un poco cansado, confíale el bebé un ratito para ir a tomar el aire o para hacer una visita a tu mejor amiga. Verás cómo, aunque al principio se sienta un poco inquieto con esta responsabilidad (y tú también, confiésalo), pronto sabrá apreciar ese momento único que se le ofrece para disfrutar un poco a solas de su bebé.

 
Imprimir
Compartir

Compartir

Compartir en Twitter

Compartir en Facebook

Compartir en Blogger

Enviar por correo electrónico